Diputados
Carrió arrinconó a Foradori por el acuerdo con Londres por Malvinas
Le reprochó que el Congreso se enteró por los diarios y lo retó por decir que Malcorra tiene plenos poderes: "es una estupidez".

Elisa Carrió arrinconó al vicecanciller Carlos Foradori en la reunión de la comisión de Relaciones Exteriores donde se trató el acuerdo con el Reino Unido por las Islas Malvinas, y en la que el funcionario debió escuchar las fuertes críticas de casi todos los bloques.

En una reunión más que caliente, donde Lilita se cansó de pedir orden y hasta amagó con renunciar a la presidencia de la comisión si no le hacían caso, el vicecanciller la pasó mal en varios momentos por las críticas de los diputados pero nunca tanto como cuando lo retó la líder de la Coalición Cívica.

La primera sorpresa para el vicecanciller fue cuando Carrió le reprochó que el acuerdo se firmó habiendo pasado por alto al Parlamento. "Es una prepotencia de poder que esta presidenta y el Congreso se enteren por los diarios de lo que usted dialoga con Gran Bretaña. Así como ustedes pueden avanzar, nosotros podemos retroceder", le advirtió.

"No van a poder obviar al Congreso de la Nación, pido respeto por este Congreso", insistió la legisladora. A Foradori no le quedó otra que reconocer el rol del Congreso en temas vinculados a la política exterior del gobierno y aseguró que "nada puede hacerse sin el Parlamento".

Pero un rato después Foradori metió la pata, cuando negó que el texto suscrito con su par británico sea un acuerdo porque -explicó- "no tiene firma" e indicó que para ello "es importante señalar que aquellos que tienen plenos poderes son el Presidente y la canciller".

Lilita prendió el micrófono y lo cortó en seco. "Ni el Presidente ni la Canciller tienen plenos poderes. Nadie tiene plenos poderes en la Argentina. Es un agravio al Parlamento", le recriminó, en un tono de voz que sólo utilizó para retar a los diputados que hablaban sin pedirle la palabra.

El número dos del Palacio San Martín quiso explicar que "es como se llama técnicamente a la facultad de firmar acuerdos", pero ya con el micrófono apagado Lilita la siguió. "Decile que se calle porque es una estupidez decir plenos poderes", se escuchó.

Carrió, Giustozzi, Amadeo y Carmona

Fueron los dos momentos de mayor tensión de una reunión muy caliente por las quejas y griteríos de algunos diputados de la oposición, sobre todo los del kirchnerismo y particularmente del mendocino Guillermo Carmona, vicepresidente de la comisión que se trenzó varias veces a los gritos con Eduardo Amadeo y Mario Negri.

Carmona intentó varias veces interrumpir a Foradori cuando éste se iba por las ramas y no respondía las preguntas, y en una de tantas Lilita lo paró. "Carmona ya vas a ser el presidente de la comisión", lo calló. "¿Querés medio alplax?", se burló con el micrófono apagado.

El vicecanciller al inicio de la reunión que "cada uno de los funcionarios de la Cancillería y del Gobierno" tienen "la camiseta argentina puesta" en relación a la disputa con el Reino Unido por la soberanía de las Islas Malvinas, como si fuese algo que necesitaba una aclaración.

El número 2 de la cartera que conduce Susana Malcorra aseguró que el contacto entablado con el Reino Unido "no es algo nuevo, esto no es un invento, esto tiene que ver con la estrategia (que se aplica) desde hace bastante tiempo, a menos que todo lo que venimos llevando a cabo en todas las administraciones haya estado mal".

Las acotaciones y murmullos que daban lugar a las respuestas de Foradori casi provocaron el final abrupto de la audiencia cuando el secretario de la comisión, el ex massista y ex kirchnerista Darío Giustozzi, le propuso a Carrió que levante la reunión si los diputados no se callaban.

Enojada, Carrió también amenazó con terminar la reunión. "Si hay algo que degrada al Parlamento es el espectáculo de diputados y diputadas peleando sin respetar las normas", aleccionó. "No puedo presidir una comisión con gente gritándose, me parece la vulgaridad más absoluta", se quejó.

Además de Carmona, que volvió a reclamar la presencia en la comisión de Malcorra -que comprometió su visita al Senado por el mismo tema-, Foradori también escuchó críticas de otros kirchneristas y algunos opositores como el massista Alejandro Grandinetti, acaso el más duro. El rosarino se molestó por la forma en que Foradori bajó el nivel del texto firmado con Londres y le apuntó que "cuando dice que es casi un comunicado de prensa como ocurrió con Francia o Estados Unidos, ni con Francia ni con Estados Unidos tenemos disputa de soberanía".

En cambio, Margarita Stolbizer fue la única opositora que defendió el acuerdo con Londres.  "Es la primera vez que se incluye la disputa por la soberanía en una declaración entre los dos países y esto constituye de por sí un aspecto positivo, porque el único avance que se produce es en la medida que, reconociendo que hemos sido despojados de parte de nuestro territorio, lo ponemos sobre la mesa de discusión", afirmó la líder del GEN, en una extraña interpretación del texto.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
2
La impresentable malcorra no da la cara porque se sabe que utiliza los dineros públicos para su campaña en la onu y busca quedar bien con gran bretaña porque puede vetar su candidatura a secretaria general de la onu....es una reverenda hdmpta, que además esta en paeja con un agente del servicio de inteligencia británico que está destinado en españa....esta es la política de entrega de soberanía de este mamarracho de desgobierno llamado kambiemos.....van a perder por goleada las legislativas del 2017 como perdieron este año en río cuarto....si llegan antes, claro !!!!
1
Stolbizer debería releer el comunicado original argentino-inglés y dejar de hablar pavadas, en el cual en ninguna parte se habla de la soberanía. Se vé q lo suyo son sólo las denuncias, pero de interpretación de textos, nada.