Quilmes
El rescate de Martiniano, un caso testigo del laboratorio político del PRO
El intendente de Quilmes acató los consejos de la Rosada, mejoró su imagen y recibe fondos millonarios.

Martiniano Molina ganó las elecciones en un distrito que desde Cambiemos se encargaron de señalar como "descuidado" tras la gestión del kirchnerista Francisco "Barba" Gutiérrez. Sin embargo, a los pocos meses de asumir, las noticias negativas sobre Quilmes se multiplicaban y el caso comenzó a preocupar a la gobernadora María Eugenia Vidal, quien sabe que su fuerza política necesita mejorar la performance en la tercera sección electoral de cara a 2017. 

Por eso, sus funcionarios idearon una "reorganización" de la comunicación del municipio, confiando en la máxima de Marcos Peña de que eso conllevaría una mejora en la imagen del jefe comunal. Molina obedeció, se encuadró, aprendió y –están convencidos en el PRO- mejoró. Por eso Nación lo premió con 800 millones de pesos para obras que prometen estirar a 2.200 millones, fondos muy superiores que los que reciben otros municipios.

Desde Cambiemos reconocieron a LPO que cuando arrancó a gobernar su imagen entró en picada. Su padre y hermano quisieron intervenir activamente en la gestión, los radicales le hicieron implosionar la interna y sufrió bullying político por sus propias declaraciones públicas cuando confundió el Pozo de Quilmes (centro de detención clandestino de la dictadura) con un bache. Frustrado, aceptó su inexperiencia y se sometió a las directivas de los dirigentes bonaerenses que cayeron a "ordenarle" el área de prensa. Al frente de esa operación admiten que estuvo Federico Suárez, el "Marcos Peña de Vidal", un funcionario de bajo perfil que viene de la escuela del jefe de Gabinete y tiene un puesto clave en la Provincia.

Martiniano acató los consejos de los dirigentes que cayeron a "ordenarle" el área de prensa y siguió la línea que marcó Federico Suárez, el "Marcos Peña de Vidal", un funcionario de bajo perfil que responde al jefe de Gabinete y tiene un puesto clave

La misión de Suárez es instalar la "marca" de la gestión vidalista y unificar la comunicación de los distritos. En lo que respecta a Quilmes, desde Cambiemos aseguraron a este sitio que –pese a que Martiniano aún debe afrontar conflictos económicos y sociales- logró revertir sus malas jugadas iniciales. Ahora, desde las redes sociales y en sus entrevistas, acata y reproduce el mensaje de la Rosada. Se erige como la antítesis de los barones y encarna la faceta de "aprendiz" que tanto valora Peña. El quilmeño es un buen alumno cuyo progreso el macrismo elige leer como una victoria de la línea predominante en el Gobierno -que lideran el jefe de Gabinete y Jaime Durán Barba- por sobre la faceta peronista que comanda Emilio Monzó.

El caso de Molina sirve para explicar una convicción del macrismo. Los candidatos con la etiqueta de "outsiders" -como el ex cheff, Héctor "La Coneja" Baldassi o Miguel del Sel- para Cambiemos tienen un plus: están "vaciados de ideología". Tal cosa no existe, se apuran en aclarar, pero remarcan que como no tenían una militancia partidaria previa no estaban "estancados" en sus propias ideas. Por eso, su mérito es dejarse "enseñar". 

Los hombres de la Gobernadora: Salvai, Suárez y Perechodnik.

"Son mucho menos prejuiciosos que quienes vienen de la política tradicional", confesó un dirigente bonaerense de Cambiemos a LPO y opinó que "los que son más ortodoxos es difícil que escuchen y se sometan a aceptar la bajada de línea de Presidencia, lo que dificulta unificar la comunicación en algunos distritos". Aquellos políticos prefieren recurrir a métodos de militancia "que ya no funcionan" para el PRO, como los pasacalles, las pintadas y las famosas "volanteadas" en los barrios. Sobre estas últimas, opinaron que aún son útiles pero la línea de Peña es darle prioridad a las redes, porque una publicidad en Facebook "tiene mucha más llegada". Además, resaltaron la importancia de organizar un equipo, en contraste con otros espacios que cuando llega la campaña contratan consultoras de prensa externas.

Con los esfuerzos puestos en mejorar el desempeño en la tercera sección, desde el PRO bonaerense explicaron que el intendente de Lanús, Néstor Grindetti, está "algo guardado" tras las denuncias de los Panamá Papers que lo complican. Entonces centran sus esfuerzos en Molina con la idea de que puede generar "un efecto dominó" en aquellos municipios a los que al macrismo le cuesta hacer pie, una suerte de "derrame" en distritos aledaños como Florencio Varela o Lomas de Zamora. 

En la cúpula del PRO explicaron que los Panamá Papers obligaron a "guardar un poco" al intendente de Lanús, Néstor Grindetti, por lo que ahora la Casa Rosada apuesta a Martiniano para traccionar en el estratégico sur del Conurbano. 

Para lograrlo, además de aconsejar a Martiniano desde la comunicación, le giran fondos. Desde el Ministerio del Interior confirmaron a LPO que creció el presupuesto que se iba a destinar a Quilmes, ya que durante el año hubo una reasignación de partidas y –debido al "serio problema de cloacas y agua potable"- se hizo un plan de saneamiento para el distrito. Asimismo, según el secretario del Interior, Sebastián García de Luca, ya hay en ejecución obras iniciadas por 800 millones, con la promesa de que hay "disponibles" para Quilmes un total de 2.200. Son para trabajos en los bajo niveles (por ahora hay tres en ejecución), pavimentos y urbanización integral de los barrios La Matera, Los Álamos, Los Eucaliptus, y Memoria Verdad y Justicia.

El intendente de Lanús, Néstor Grindetti y el presidente de la Legislatura bonaerense, Manuel Mosca.

El "operativo rescate" comenzó a mediados de año. "Marcos le mandó gente, en la organización participó Fernando de Andreis y a las charlas asistió también Federico Morales", dijo la misma fuente en referencia al otro experto en comunicación política que tiene toda la confianza de Peña. Morales es quien coordina la Secretaría de Voluntariado y Movilización del partido y organiza los timbreos, un método resistido por el ala de Monzó. 

"Buscamos unificar la forma de comunicar que tiene el PRO, trasladar la de la ciudad, unificar el criterio. También seleccionar quiénes hablan y quiénes no", admitieron. Desde el entorno del intendente confirmaron a LPO la presencia de Morales y Suárez en reuniones en el municipio. 

Marcos Peña también envió a Quilmes a Federico Morales, uno de sus hombres más cercanos y encargado de organizar los timbreos que tanto irritan a Emilio Monzó.

Un dirigente del PRO local opinó que el intendente "se subordinó un poco a la Rosada" y destacó también el "rol fundamental" de Suárez en la tarea de modificar la comunicación local. El consejo fue poner más "sentido común" en los temas a comunicar, porque se percibían muchas noticias de índole política que "atentaban” contra la imagen de Molina. Por eso, desde la municipalidad dejaron de hablar de temas políticos y están abocados a difundir cuestiones de gestión. 

Recientemente, Martiniano logró que el Concejo Deliberante aprobara en sesión extraordinaria seis convenios para obras en el distrito que superan en total los 250 millones de pesos, con el acompañamiento de concejales aliados y opositores. En contraste, desde el PRO señalan a Mar del Plata como un ejemplo en el que esa bajada de línea no funcionó y que termina el año como uno de los distritos "en rojo" para la gobernadora, como reveló LPO. 

Martiniano y otros intendentes del PRO en un encuentro con Vidal.

Desde el inicio de la gestión, Vidal buscó instalar en sus intendentes una imagen opuesta a la de los barones, pese a su buen diálogo y negociaciones abiertas que tiene con referentes prototípicos de esa expresión del peronismo. Un ejemplo que el PRO destaca como el más "mostrable" hacia afuera es el intendente de Tres de Febero, Diego Valenzuela. También viene desde otro ámbito, el periodismo, pero en el entorno de Vidal aseguran que ya conocía los "códigos" políticos, por lo que no lo consideran un recién llegado y remarcan que su gestión es "excelente". 

En otra sintonía está Nicolás Ducoté, quien asumió en Pilar como una promesa, con mucha experiencia "junto" a la política por haber sido co-fundador de Cippec. En el entorno de Vidal se esfuerzan por defender su gestión, aunque la reacción fue enviar a Jesús Cariglino para que "colabore" en el municipio. No es "moldeable", como dicen de Martiniano. El ex de la gobernadora, Ramiro Tagliaferro, gobierna Morón y es un "militante histórico" por lo que consideran que no amerita mayor atención. Julio Garro en La Plata y el mencionado Grindetti en Lanús son casos que el macrismo observa con atención.

Martiniano se define como "vidalista" y no oculta que se siente más cómodo con la gobernadora que junto al Presidente.

En el entorno de Molina dicen a LPO que "él es vidalista, no macrista" aunque se apresuran en aclarar su buena relación con Macri. En este sentido, confiesan que el ex cocinero se siente "más cómodo" en presencia de la gobernadora. 

También aseguran que, en confianza, Molina no oculta aspiraciones de ir por la gobernación en 2019. En cuanto a su figura, para el macrismo que hay un "ida y vuelta" en la decisión de posicionarlo. Los funcionarios hacen escala en Quilmes porque además de la idea del "efecto dominó" reconocen que aún deben fortalecerse en los territorios en los que ganaron las elecciones, porque "no pueden permitirse" fallar en ellos el año próximo. El PRO busca focalizar donde cree que "puede y debe" ganar y no en los distritos que considera que va a perder, reconoció un dirigente bonaerense del macrismo a LPO. Por eso buscan que Martiniano sea la palanca que les permita empezar a dar vuelta la curva en la tercera sección electoral, la más poblada y en la que peor les fue.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.