Elecciones 2017
El radicalismo, la clave del triunfo de Cambiemos en el interior del país
Hicieron ganar al Gobierno en 6 provincias. Peña impuso la polarización y Vidal gana la provincia sin Lilita.

Los radicales fueron la llave que le dio el triunfo a Cambiemos en el interior del país, tras ganar las elecciones en al menos seis provincias.

Muy marginada por la cúpula del PRO, la UCR terminó siendo el sostén del triunfo nacional del Gobierno y le dio un resultado histórico tras décadas de hegemonía del peronismo en las provincias del interior.

Gracias a los candidatos que impuso la UCR, Cambiemos festejó en Jujuy, Mendoza y Corrientes, que tienen gobiernos radicales, pero también logró ganar en Santa Cruz, Entre Ríos, Santa Fe, todas provincias gobernadas por la oposición.

El empuje de los radicales le permitió a Cambiemos obtener un triunfo histórico en San Luis, donde Claudio Poggi se impuso a Adolfo Rodríguez Saá. En ese frente, si bien Poggi es peronista, tiene mayor incidencia la UCR, ya que el peronismo puntano se encolumna detrás de los Saá.

El PRO impuso sus candidatos en cuatro provincias en las que ganó Cambiemos: Buenos Aires, con Esteban Bullrich; Córdoba, con Héctor Baldassi; La Pampa, con el candidato de Carlos Mac Allister, el diputado Martín Maquieyra; y Neuquén, que con David Schlereth obtuvo un inesperado triunfo sobre el hegemónico Movimiento Popular Neuquino.

El PRO no tuvo esa suerte en Misiones, con Humberto Schiavoni y en Salta, en donde no pudo imponer al periodista Martín Grande.

En la Rosada intentaron moderar el éxito de los radicales, a sabiendas de que reclamarán una recompensa ulterior.

"Triunfó la marca Cambiemos que impuso Macri", indicaron a LPO y destacaron el trabajo de Marcos Peña y Rogelio Frigerio en el interior. Además recordaron que los ex ministros radicales Julio Martínez y José Cano perdieron en La Rioja y Tucumán.

En el Gobierno destacaron como a los "ganadores internos" de la elección a Peña, que logró imponer la estrategia de la polarización y licuar a Sergio Massa en la provincia, y a María Eugenia Vidal, que logró sacar a Elisa Carrió de su distrito y así y todo imponerse a Cristina Kirchner en la provincia.

El problema que tienen los radicales, en tanto, es la falta de un líder, puesto que a Ernesto Sanz lo ven demasiado cerca de Macri y a José Corral no lo consideran presidente del partido. 

En ese sentido, organizarán para los próximos días una reunión de la Convención nacional para encarar el resto de la campaña y pasarle la factura correspondiente al Gobierno. Eso sí, esta noche celebraban que Macri hiciera hablar en el palco a Mario Negri y que Daniel Salvador también tuviera un lugar destacado.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
4
Los muertos que vos matais gozan de buena salud. Veremos como lidiamos con esto. No se compran liderazgos en las farmacias. Se construyen, con mas ganas que internismo.
3
o se la ucr siempre viva... otro certificado de defuncion q se lo meten adentro... y van???
2
O sea perdieron en 15?????
1
Como radical y viejo radical de 45 años de militancia afirmo que en mi distrito esta nota es verdad. Varios indicadores, pusimos plata, autos, camionetas, horas, noches y días, entrega de boleta en mano, todo fraccionado, porque trabajamos en el sector privado, pero lo hicimos a pulmón. a pesar que nos quieren borrar. Seguimos con nuestra propuesta. construir una republica y una sociedad de hombres libres de la demagogia y la pobreza. El pueblo simplifica su mensaje: quiere vivir en un país normal !!! . Eso voto.