Congreso
Marcos al kirchnerismo: "Ustedes tampoco reconocieron el triunfo de Ocaña"
Peña dijo que no recocieron el triunfo de Cristina porque fue una primaria. Los K se fueron antes.

Marcos Peña se cruzó con el kirchnerismo en la Cámara de Diputados por el fallido escrutinio provisorio de las primaria del 13 de agosto, cuando festejaron el resultado yayer se confirmó el triunfo de Cristina Kirchner por una mínima diferencia.

No fue el tema más recurrente de los más de 20 diputados del FpV-PJ que preguntaron e incluso Rodolfo Tailhade, encargado de fiscalizar ese día, se limitó a felicitar a Pñea por la "brillante operación" de darse ganadores con los primeros resultados del conteo. 

Marcos se alistó y respondió con ironías. "Si hoy luego del escrutinio definitivo estuviéramos con la prioridad en organizar un festejo por los resultados, con mucho gusto lo haríamos. Estamos trabajando en otra cosa. Pero los resultados nuestros estamos muy contentos".

"Es curioso no solo el escrutinio fue similar al 2013 y 2015 sino que fue más veloz en muchas cosas. A las 20.30 de 2015 la ventaja de Macri sobre Scioli era de 9 puntos. Salvo que ustedes hayan manipulado", ironizó.

"Estamos hablando de un escrutinio que es lento. Repudiamos el intento de deslegitimar el sistema democrático", cerró Peña. 

Tímidamente, Diana Conti pidió una interrupción, Peña se desorientó y dejó la decisión en manos de Emilio Monzó, quien le concedió la palabra la kirchnerista. 

Más calma que lo habitual, le recordó que Néstor Kirchner y Daniel Scioli cuando perdieron en 2009 y 2015, respectivamente, reconocieron sus derrotas a pesar de lo lento del escrutinio provisorio.

"Le aclaro que la PASO es una elección dentro de los frentes electorales, la PASO no es una elección entre fuerzas políticas. En octubre si la ciudadanía vota en contra (de Cambiemos), lo reconoceremos sin ningún problema", replicó Marcos.

"Para el caso sería bueno también que la primer candidata a diputada (de Unidad Ciudadana) reconozca que perdió frente a Graciela Ocaña, o que en 7 de 8 secciones electorales perdieron o en más de 102 municipios ganó Cambiemos", cerró el jefe de Gabinete.

Leyó, en su defensa, que Cristina Kirchner en 2009 ninguneó la derrota de su marido con Francisco De Narváez y celebró victorias en el resto del país. 

"No es algo liviano hablar de fraude, no es algo liviano deslegitimar el sistema electoral diseñado íntegramente por su gobierno", se quejó el jefe de Gabinete. 

Y aprovechó para invitar a sus rivales a "apoyar la boleta única o la boleta única electrónica". En realidad: el proyecto que frenaron los gobernadores en el Senado habla del primer sistema, utilizado en la Ciudad de Buenos Aires.

Las otras discusiones 

El caso Maldonado dominó las consultas y el resto se limitaron a temas clásicos en las visitas de un jefe de Gabinete: obras públicas y fondos pendientes para las provincias.

Sin computadores y asistido en tiempo real por Paula Bertol, en su introducción, siempre restringida a un tema puntual, Peña enumeró datos de la reactivación económica y la festejó como un logro del Gobierno. Curiosamente, casi no tuvo objeciones de la oposición.

Ante preguntas sobre el posible fallo de la Corte para reintegrar a Buenos Aires el fondo del conurbano, Peña trató de calmar a emisarios de gobernadores nerviosos.

"Hay una ley para el fondo del conurbano que está anclada en 650 millones de pesos y está desactualizada. Ante eso hay un reclamo en la Corte. Llegado el caso, habrá un diálogo con los gobernadores, como ya hubo ni bien asumimos".

Peña defendió la reparación histórica a los jubilados aunque admitió demoras, negó la falta de medicamentos gratuitos a jubilados y desmintió una supuesta caída de las inversiones en Vaca Muerta, denunciada por el kirchenrista Román Martínez.

"Hay 9200 millones de dólares de inversión en ejecución. Se está logrando invertir y crecer", aseguró. Le prometió al kirchenrista José Ciampini, también del FpV-PJ, que la represa Chihuido, que iban a financiar Rusia, encontrará pronto nuevos inversores.

Aseguró que Macri y su hermano declararon los bienes denunciados por Horacio Verbitsky y negó, una y otra vez, que el decreto para facultar a Guillermo Dietrich a cerrar a ramales ferroviarios.

"No vamos a cerrar trenes como hizo el peronismo en los 90", prometió y luego aclaró que el polémico decreto, en tal caso, pone en tela de juicio si el presidente tiene el poder de definir trazados ferroviarios y si es así delegar la tarea en su ministro.

En la oposición coincidían en que, si el Gobierno planteó esa discusión, es porque alguna medida poco feliz tomará.

Peña le bajó al tono a proyectos sobre reformas laborales y previsionales anunciados una y otra vez, pero nunca conocidos.

"Veo que no me escucha: el proyecto para reformar el sistema jubilatorio se dará tras un informe del consejo notables, como indica la ley de reparación histórica aprobada por el Congreso", respondió ante la insistencia de Oscar Romero.

El kirchenrismo se fue a La Plata

Tras la extensa tanda de preguntas, tan larga que Emilio Monzó les prohibió hablar de dos minutos, los diputados kichneristas abandonaron sus bancas, la mayoría para ir al acto de Cristina Kirchner en La Plata. 

"Sólo se van los de la provincia de Buenos Aires", se excusaban los emisarios de la bancada conducida por Héctor Recalde, pero sin embargo fueron muy pocas las bancas ocupadas tras el primer cuarto intermedio, después del duelo de Peña con los K.

Incluso muchos miembros de ese bloque, como Tahilade, ni siquiera se quedaron a escuchar la respuesta del jefe de Gabinete, que al final de la sesión volvió a mostrar su molestia por esa actitud, repetida por legisladores de otra bancada, como Remo Carlotto (Movimiento Evita).

Las ausencias kirchneristas motivaron a un chiste de mal gusto de  Mercedes Piscitello, secretaria parlamentaria del bloque PRO, que parafraseó el slogan de la búsqueda de Santiago Maldonado para pedir por los diputado del FpV-PJ. 

Hubo escenas curiosas como un diálogo de Carlos Kunkel con el coordinador de Gabinete Mario Quintana, ambos serios pero en actitud de terminar algún trámite pendiente. 

Recalde había intentado anticiparse a la exposición de Peña con un pedido de cuestión de privilegio, pero Monzó y se lo impidió y el único que pudo hacerlo fue el formoseño Luis Basterra, al final de la sesión. Cuando ya no había casi ningún kirchnerista. 


Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
8
Con un poco de suerte el peronismo desaparece de la faz de la tierra y la Nación Argentina vuelve a crecer y dejar de ser el hazmerreir del mundo
7
El Trolerio de Marcos Peña esta nervioso. ¿Porque será?, porque perdieron, porque aún con fraude perdieron, porque aún manipulando los resultados perdieron, porque sus fuerzas represoras salieron a matar ciudadanos para infundir miedo y ahora la ciudadanía le cayó la ficha. .
6
¿Hay varias lucianas erres fpv?
5
El rejuntado K, siempre reitera las mismas pelotudeces....
Se hacen los ofendidos, cuando ellos,tien el ku..mugriento
Ni pueden decir una palabra por tantos dlincuentes de su equipo....
Defienden a traidores a la patria....que solo merecen el repudio y la carcel de por vida.
4
BOLETA UNICA YA
3
BOLETA ELECTRONICA YA
2
Porque no existen, no son populares y para el pueblo sólo existe quien los representa. Quien los representa es Cristina y los empoderados del pueblo, es decir los legisladores y dirigentes kirchneristas. Entonces no tenemos por qué reconocer nada de ustedes y tampoco qeu sean un gobierno legítimo. #Elgatosecae; #vuelvelajefa
1
Supongo que la kamporonga felicito a ocaña o es que la tienen atroden?