Reforma previsional
Larreta advirtió a la policía: "La fuerza es el último recurso"
El secretario de Seguridad porteño negoció con los líderes de la oposición los términos para evitar incidentes.

El jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, quedó a cargo del operativo de seguridad dispuesto en las inmediaciones del Congreso, tras el escándalo desatado el último jueves cuando Gendarmería reprimió a los manifestantes con balas de goma y gas pimienta.

Para evitar un desenlace igual al de la semana pasada, Larreta mandó a su secretario de Seguridad, Marcelo D'Alessandro, a negociar con la oposición los términos para lograr que la movilización de este lunes pueda darse sin incidentes.

Como supo LPO, D'Alessandro se comunicó primero con Agustín Rossi para llegar a un trato con el kirchnerismo, y el jefe de la bancada lo derivó a Hugo Yasky, a cargo de organizar la jornada de protesta en ese sector.

Finalmente, D'Alessandro se reunió durante el viernes y sábado con Yasky, en un encuentro al que sumaron a Daniel Menéndez (Barrios de Pie), Héctor Daer (CGT), Sergio Palazzo (Bancarios), Victoria Donda y otros grupos políticos y sindicales, para organizar el operativo.

Los dirigentes políticos le agradecieron que armara una mesa de diálogo en la que le dijeron que buscan evitar que haya incidentes graves y acordaron por dónde se movilizaría cada fuerza para evitar desmanes, mientras que el gobierno porteño prometió que los policías no portarán armas de fuego.

D'Alessandro se reunió con Yasky, Menéndez, Daer, Palazzo, Donda y otros dirigentes para negociar las condiciones del operativo

"El uso de la fuerza es el último recurso", fue la bajada de línea de Larreta de cara a lo que pasará este lunes. Como contaron a LPO, no quiere entrar en tensión con Patricia Bullrich, pero planteó un operativo muy distinto al que fue monopolizado por la cartera nacional.

Ante esto, la orden que bajó D'Alessandro a los policías es que resistan hasta que sea imposible aguantar. "No queremos una cacería de gente", aseguran en el gobierno porteño.

Además, pidió que para que no haya violencia los ayuden a "detectar y aislar" a los sectores que la incitan. El gobierno habla de tres grupos que tiene identificados: el Polo Obrero, Quebracho y un grupo de anarquistas autónomos que son aproximadamente 40 jóvenes que -según la Ciudad- siempre buscan generar caos.

Como supo LPO, D'Alessandro y el defensor del Pueblo de la Ciudad, Alejandro Amor, recorrieron esta mañana todos los puntos de un mapa de las inmediaciones del Congreso que hizo la Ciudad (ver imagen) para chequear que se cumpla el protocolo definido, que consiste principalmente en que los policías no tengan armas de fuego y estén todos identificados, sin que haya ninguno de civil.

Es que la Ciudad prometió que no habrá detenciones a mansalva como el jueves pasado y dio la orden de que sólo se pueda detener a personas puntuales en base a pruebas fotográficas o fílmicas. "No queremos razzias ni cacerías", aseguraron.

Amor comprobó que se cumplieran todas las disposiciones y el operativo quedó a cargo del juez federal Sergio Torres, también en contraste con lo ocurrido la semana pasada cuando no había un juez a cargo.

El argumento formal del cambio es que la fuerza de la Ciudad ya no está abocada a la cumbre de la OMC y ahora "se vuelve a la normalidad operativa y la Ciudad asume su responsabilidad primaria sobre su jurisdicción".

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
2
¿larreta de que agrupacion es? ¿tambien es golpista que solo piensa en él y sus intereses?
1
los violentos estan convocando a incendiar el pais, pero eso si; que nadie los reprima y el gobierno accede a sus pedidos...no es maravilloso?