México
Inquietud en la Casa Blanca ante una posible foto del Canciller de AMLO con Putin
Marcelo Ebrard viaja a Rusia en busca de vacunas y en plena confrontación entre Biden y el Kremlin. Un equilibrio delicado.

 El viaje del canciller Marcelo Ebrard a Rusia la semana que viene enciende alertas en el Departamento de Estado. Vladimir Putin se está convirtiendo en el principal enemigo de Washington y allí observan con cuidado cualquier tipo de acercamiento de México.

En Rusia Ebrard va a tener encuentros con el canciller Serguéi Lavrov pero en la Embajada de Estados Unidos en CDMX deslizan que están atentos a una eventual foto con Putin. Es la imagen que allí no desean porque expone el temor del Departamento de Estado: que Rusia utilice su producción de vacunas contra Covid-19 para incrementar su poder en la región. La geopolítica de las vacunas, como explicó el periodista Raymundo Riva Palacio en LPO.

En la Cancillería mexicana no confirman un eventual encuentro de Ebrard con Putin aunque tampoco lo quieren negar.

Esta semana Joe Biden se lanzó de lleno contra el Kremlin. Acusó a Rusia de una supuesta injerencia en la elección del 2016 que le dio el triunfo a Donald Trump, congeló cuentas de ciudadanos rusos en EU y anunció una batería de sanciones que tienen por finalidad aislar a Rusia de la comunidad financiera internacional.

Por cierto: la historia de la injerencia electoral toca a México. Supuestamente las granjas de bots rusos que operaron en favor de Trump en redes sociales funcionaban en territorio mexicano. No es una ficción. El secretario de Estado de Trump, Rex Tillerson, se lo confirmó a Luis Videgaray en una reunión en Los Pinos en febrero del 2018. El motivo de la advertencia era que esa misma operación podía ser funcionar a Andrés Manuel López Obrador.

No es solo el pasado. En los contactos de funcionarios mexicanos con el secretario de Estado Anthony Blinken se avisó al menos en dos ocasiones que así como China era el rival de Trump, Rusia es el de Biden y que hay que tener cuidado con incluir a empresas rusas en áreas estratégicas de la economía mexicana.

El caso más paradigmático en este sentido es el la compañía petrolera DEA que opera bloques obtenidos en la reforma energética. La empresa es alemana, con sede en Hamburgo pero la controla un fondo propiedad de un oligarca cercano a Putin.

Ebrard conoce estas percepciones y por eso la naturaleza de su gira, que en menos de 10 días apunta a visitar a los tres ejes de poder del mundo actual, casi como un intento que lo acerca a la figura del equilibrista en materia de relaciones internacionales.

Rusia le ha prometido 24 millones de vacunas a México pero solo ha despachado un millón. La duda que obnubila a la diplomacia estadounidense es sobre qué está dispuesto a ofrecer Ebrard para acelerar ese flujo. 

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
4
EEUU es como ese marido golpeador del que te divorciaste y lo denunciaste por golpeador que ahora se queja porque formaste una nueva familia... Así de boludos son y para colmo nos toman por idiotas.
3
Si USA no libera vacunas, después no se puede quejar que los países negocien con China y Rusia.
2
Enserio la vacuna y la vida de la gente es para hacer politica?
Biden parece macrista
1
"en la Embajada de Estados Unidos en CDMX deslizan que están atentos a una eventual foto con Putin. Es la imagen que allí no desean porque expone el temor del Departamento de Estado: que Rusia utilice su producción de vacunas contra Covid-19 para incrementar su poder en la región. La geopolítica de las vacunas"

Es genial que en vez de colaborar y poner sus recursos a disposición los yanquis se enojen porque otra potencia está mejor predispuesta. Que se anticipen y ayuden ellos. Pero no, te dejan ahogar en covid y arreglate y después lloran que los diplomáticos van a Moscú. ¿Cómo no van a ir si la diplomacia moscovita salva vidas?