Coronavirus
Los ministros advierten que aún sin colapso la presión del sistema para los médicos es insostenible
Tras más de un año de pandemia crece el malestar entre el personal de salud. Hablan del síndrome de "burnout".

En paralelo a la saturación de camas de terapia, gobernadores, ministros y especialistas advierten por un colapso de los trabajadores de la salud. "El personal tiene la cabeza quemada, literalmente", le dijo a LPO un experimentado terapista que trabaja en un hospital porteño.

El crecimiento de los casos no se detiene y como explicó Fernán Quirós este martes, esa el crecimiento de esa curva provoca un incremento de las internaciones y es por eso que el sistema público y privado están al borde de la saturación.

La atención parece puesta en evitar cruzar el límite en donde los contagiados se queden sin lugar para atenderse, pero tras más de un año de luchar contra la pandemia, la situación de estrés de los médicos se vislumbra igual de grave.

Larreta evalúa cerrar las secundarias ante la saturación del sistema de salud

"En Tucumán el sistema sanitario está tenso, al igual que en otras provincias", dijo días atrás el gobernador tucumano Juan Manzur. No se refería solamente a la situación de las UTI.

"Es un ritmo insostenible, sobre todo para los médicos de terapia y emergentología. Tenés a todos los pacientes ventilados, todo el tiempo es más trabajo de intubación, mantenimiento, darlos vuelta", relató el terapista consultado por LPO.

El médico habló del síndrome de "burnout", un estado de agotamiento mental, emocional y físico que se presenta como resultado de exigencias agobiantes. Explicó que la mayoría de los hospitales o sanatorios armaron nuevas camas de internación por la pandemia, pero no contrataron más personal para atenderlas y por eso deben multiplicar esfuerzos.

El terapista señaló que permanentemente deben sacarse y ponerse los equipos de protección personal, algo que parece simple, pero resulta estresante hacerlo varias veces al día.

"Con la vacuna al menos no tenés la sensación de que te vas a morir, pero sí la preocupación de no contagiar a tu familia, no es que salís del hospital y se termina. Hay muchos aislados porque es lo que indican los protocolos y es una complicación extra", dijo.

Además enumeró que la pandemia no llegó acompañada de mejoras salariales y que el personal de salud tuvo una pequeña ventana en el verano para tomarse vacaciones, pero que la mayoría de los profesionales no pudieron utilizarlas. 

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
3
Es una mierda, quien lo puede negar. Pero no es ni mas ni menos que lo mismo que sufren los medicos de todo el planeta, desde hace el mismo tiempo. Por suerte aca todos ya estan vacunados, en otros países no tienen esa suerte. No me gusta decirlo, pero a veces pienso que el argentino por definición es lloron y pecho frío.
2
Si toda la plata destinada a "perspectiva de género" en el presupuesto la hubieran destinado a la salud, estos trabajadores estarían mejor.
Pero todos sabemos que este gobierno nefasto se caga en los laburantes, jubilados, policías y médicos.
La prioridad son las lgbt, los militantes focas cabeza lavada, los planeros, las putas, los empresaurios amigos y los sindigarcas mafiosos.
Así que "no le pidan peras al olmo".
1
Y si, les aumentaste el sueldo 5% en 2020, y por cadena nacional les decis vagos, muy contentos no van a estar, cuando encima estan trabajando hasta 48 horas seguidas, y sin siquiera elementos...alguien vio el presupuesto que le destinaron a salud para este año?

Por cierto, donde estan los medicos cubanos que iban a traer para ayudar? estan en las camas de los hospitales de campaña junto con los tests rapidos hechos por conicet, el suero equino, y las 60 millones de vacunas que ibamos a tener para este mes?

Uno se pone a recordar la cantidad de cosas prometidas en estos 13 meses, y agradece que tengamos tan mala memoria, por que es para prender fuego la casa rosada.