Colombia
Demócratas se meten en la crisis en Colombia y aumenta la presión sobre Duque
Los líderes de Relaciones Exteriores del Capitolio pidieron a Duque que cese la represión a manifestantes.

 Aumentan los pedidos de políticos de Estados Unidos y grupos colombo-estadounidenses para que el gobierno de Biden haga más para frenar la violencia policial desatada en Colombia, uno de los aliados más cercanos de Estados Unidos en la región.

Desde hace nueve días, las protestas contra el gobierno de Iván Duque han sacudido al país sudamericano, con al menos 24 muertos confirmados y decenas de heridos, aunque grupos independientes dicen que es probable que el número de víctimas real sea más elevado. Si bien Duque canceló la reforma tributaria que provocó las protestas, las manifestaciones continúan.

A principios de esta semana, Juan González, asistente especial del presidente Biden y director del Consejo de Seguridad Nacional para el Hemisferio Occidental, tuiteó que "el derecho a la protesta pacífica es una libertad fundamental" aunque añadió que "la destrucción innecesaria no lo es". "La violencia que pone en peligro vidas no lo es. Y la observancia adecuada de los estándares de uso de la fuerza NO es negociable ". Desde entonces, varios políticos estadounidenses de alto nivel también han condenado el accionar de Duque.

La imagen de Iván Duque se derrumba tras las protestas que dejaron 19 muertos

El demócrata Gregory Meeks, presidente de la poderosa Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara de Representantes, pidió al gobierno colombiano que ponga fin a la represión policial a las protestas, en particular la Policía Nacional (PNC) y su unidad especializada de control de disturbios, conocida como ESMAD.

"Estoy extremadamente preocupado por la brutal respuesta de la PNC y el ESMAD a las protestas en Colombia", dijo. "Estoy particularmente alarmado por los acontecimientos en Cali y pido al presidente Iván Duque que reduzca la violencia y deje en claro que el uso excesivo de la fuerza es imperdonable".

El presidente de Colombia, Iván Duque.


En el Senado de los Estados Unidos, el presidente del Comité de Relaciones Exteriores, el también demócrata Bob Menéndez, dijo que "Colombia es un socio cercano y un aliado cuya estabilidad y éxito redunda en el interés nacional de los Estados Unidos. Insto a las autoridades y partes interesadas colombianas a desescalar y crear un espacio para un diálogo real para resolver las diferencias políticas y trazar un mejor rumbo para su país". 

Estoy extremadamente preocupado por la brutal respuesta de la PNC y el ESMAD a las protestas en Colombia

El viernes se esperaban protestas contra el gobierno colombiano en el distrito de Queens de la ciudad de Nueva York, que alberga a unas 150.000 personas de ascendencia colombiana. En una entrevista con LPO, Adam Isacson, director del programa de Supervisión de la Defensa de la Oficina de Washington para América Latina (WOLA), y una ONG destinada a promover los derechos humanos y la democracia en las Américas, dijo que es probable que exista un debate interno considerable en los EEUU en cuanto a cómo responder.

"La Policía es una parte muy importante de nuestro paquete de ayuda y parte de nuestra relación con Colombia", dijo. "Creo que serán demasiado cautelosos con respecto a quemar la relación de EEUU con la Policía. No creo que sea una exageración decir que nuestra relación con el Ejército y la Policía de ese país es más cercana que con la mayoría de las instituciones civiles en Colombia, y ciertamente que con la sociedad civil ". 

La Policía es una parte muy importante de nuestro paquete de ayuda y parte de nuestra relación con Colombia

Colombia es, por mucha diferencia, el mayor receptor de ayuda militar y de seguridad en América Latina, y aproximadamente la mitad de los más de 440 millones de dólares en ayuda que recibió el país el año pasado se destinó a programas militares y de seguridad.

Barricadas contra el gobierno en Cali.

Según Isacson, la gran cantidad de ayuda financiera otorgada a Colombia le da a Estados Unidos una influencia considerable. "Lo que digan puede cambiar drásticamente el comportamiento del gobierno de Duque y las fuerzas de seguridad de Colombia", dijo. "Una expresión pública de desaprobación de algunos de los excesos recientes, y un llamado a la calma y al diálogo, sería mucho más efectivo que lo que podría hacer cualquier otro actor internacional. La gente en el gobierno de Duque escucha lo que dice Washington, y los medios de comunicación de Colombia se aferran a cada palabra que dice un funcionario estadounidense", agregó.

"Me gustaría que dijeran que mientras se hace un uso indebido de la fuerza, al menos vamos a revisar o incluso suspender las subvenciones y las ventas de equipos de control de multitudes".

Entre los que se han enfrentado a la ira de los activistas y manifestantes estadounidenses esta semana se encuentra el ex presidente colombiano Álvaro Uribe, quien el miércoles fue invitado a hablar en un seminario web organizado por la Universidad de Nueva York titulado "Colombia sostenible: política, planeta y seguridad democrática'".

El gobierno de Colombia cruzó fuerte a Alberto por denunciar la violencia contra manifestantes

En un tuit publicado antes del evento, y posteriormente eliminado, Uribe dijo que apoyaba "el derecho de los soldados y la Policía a usar sus armas para defender su integridad y defender a las personas y los bienes del crimen de vandalismo terrorista". Si bien la NYU ha dicho que la aparición de Uribe no era un respaldo a sus políticas y que anticipaban "un fuerte intercambio" de ideas, muchos estudiantes y grupos colombianos protestaron por el evento.

En una carta dirigida a la prestigiosa universidad, el grupo Madres de Falsos Positivos de Colombia, que está integrado por mujeres cuyos hijos fueron asesinados en el conflicto armado del país, expresó su desaprobación. "No entendemos cómo es posible que centros académicos de tal renombre tengan tal nivel de desconocimiento de las nefastas consecuencias sociales, ambientales, económicas, culturales y políticas que dejó el gobierno de Álvaro Uribe en nuestro país y en la región", decía la carta.

El ex presidente Alvaro Uribe.

El evento, sin embargo, se truncó debido a repetidas dificultades técnicas. NYU no ha comentado si se realizará en otro momento o si será filmado y transmitido en una fecha posterior. En sus breves declaraciones, Uribe defendió su mandato como presidente de Colombia. "Avanzamos en seguridad, avanzamos en inversión y avanzamos en políticas sociales", dijo, negando su administración haya violado los derechos humanos.

Antes de que el evento terminara abruptamente, Uribe también reconoció que estaba lejos de ser universalmente popular en su país. "Hay muchas críticas en mi contra", dijo. "Soy muy controvertido". 

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
2
"Demócratas se meten en la crisis en Colombia y aumenta la presión sobre Duque
Los líderes de Relaciones Exteriores del Capitolio pidieron a Duque que cese la represión a manifestantes (...) varios políticos estadounidenses de alto nivel también han condenado el accionar de Duque. El demócrata Gregory Meeks, presidente de la poderosa Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara de Representantes, pidió al gobierno colombiano que ponga fin a la represión policial a las protestas (...) "Estoy extremadamente preocupado por la brutal respuesta de la PNC y el ESMAD a las protestas en Colombia", dijo. "Estoy particularmente alarmado por los acontecimientos en Cali y pido al presidente Iván Duque que reduzca la violencia y deje en claro que el uso excesivo de la fuerza es imperdonable" (...) La gente en el gobierno de Duque escucha lo que dice Washington, y los medios de comunicación de Colombia se aferran a cada palabra que dice un funcionario estadounidense", agregó"

¿Contra todos estos gringos también se pronunció la cancillería colombiana tildándolos de injerencistas y de no contribuir a las relaciones bilaterales como hizo con el presidente Alberto Fernández hace unos días?
1
Los mayores asesinos neoliberales colombianos profilácticos pagados por el imperio son sin dudas Alvaro Uribe e Iván Duque. Colombia es el mayor proveedor de droga del mundo que viaja al mayor mercado que es EE.UU. A las ratas imperiales no les interesa mayormente terminar con dicha producción porque se financian de la droga para la compra y provisión de armas por parte de la DEA para el pago de mercenarios que salen a asesinar a campesinos y integrantes sociales de la oposición para mantener a gobiernos corruptos afines a su política desde siempre. De esto no se habla. La basura humana de Luis Almagro de la OEA y la rata autodenominada socialista Michele Bachelet, dos veces presidenta de Chile, donde no hizo absolutamente nada por cambiar los parámetros sociales y políticos impuestos por el dictador asesino y cobarde Pinochet, en este caso en representación de la ONU, parece ser, que ambos miran para otro lado. Solo se preocupan por denostar a los gobiernos venezolanos, cubanos y nicaraguenzes para mantenerse en la cúspide de sus instituciones y seguir gozando de la vida pagados por el imperio. Ratas humanas si las hay. Lpmqlrmpp.