Senado
Los senadores aceptan que Alberto pueda cerrar escuelas, pero exigen más atribuciones a los gobernadores
El oficialismo eliminaría las facultades adicionales que el presidente se reserva en el proyecto enviado para tener superpoderes. Y las provincias podrían endurecer medidas sin límites, como suspender clases en ciudades chicas.

Los senadores del Frente de Todos esperan que Alberto Fernández llegue de su gira europea y negociar modificaciones a la ley que le concede facultades extraordinarias para aplicar restricciones ante un brote de coronavirus, que se aprobaría en esa Cámara miércoles o jueves pero aún no tiene consenso para sancionarse en Diputados y por lo tanto sería necesario otro decreto para regular el próximo período de confinamiento. 

En sus primeras conversaciones, los referentes del oficialismo en el Senado aceptaron el cierre automático de colegios que permite el proyecto en ciudades o conglomerados de más de 300 mil habitantes con aumento de contagios, pese al fallo adverso de la Corte Suprema, pero no las facultades que se reserva el presidente para tomar medidas por fuera de las enumeradas en la ley. 

Por el contrario, quieren que cualquier atribución extra sea de los gobernadores, incluso para suspender las clases presenciales en comunidades más pequeñas. Sólo así, entienden, el proyecto podría pasar el filtro de los mandatarios provinciales oficialistas y ser considerado por los aliados necesarios para sancionarse en Diputados, donde por ahora no están los votos para llegar a la mayoría. 

El bloque clave siempre es el de Córdoba Federal, las cuatro bancas que responden al gobernador Juan Schiaretti, por ahora sin definición. "Estamos estudiando con constitucionalistas, pero toda ley que avasalle las autonomías provinciales la vamos a rechazar", anticipó el jefe de esa bancada Carlos Gutiérrez. 

Una posición similar tuvo en el Senado el ex gobernador de Río Negro Alberto Weretilneck, quien junto al diputado Luis Di Giácomo en 2020 fueron aliados habituales del Gobierno. Como gesto, el lunes en la Cámara alta empezará a tratarse una ley para extender la promoción ovina, un reclamo de los patagónicos.

Para no perder otra vez en la Corte, los senadores modifican la ley que autoriza a Alberto a cerrar escuelas 

El polémico proyecto para reglar las cuarentenas replica el "semáforo epidemiológico" del decreto vigente, en el que se aplican restricciones según el aumento de los casos. Define situaciones de un "bajo" riesgo sanitario, "medio", "alto" y de "alarma", que es cuando se suspenden las clases presenciales. 

Cambiemos pide borrar esa atribución pero por ahora no está en los planes del Gobierno, como tampoco el otro reclamo llevado a la Casa Rosada por el gobernador de Jujuy Gerardo Morales, dueño de varios votos radicales en ambas Cámaras: que la ley no sea de orden público, sino de adhesión voluntaria de las provincias.

Los senadores del Frente de Todos no aceptan una pauta fija de restricciones para poblaciones chicas, porque pueden tener riesgos sanitarios altos. Y mucho menos que Alberto pueda tomar otras medidas que no indique la ley si lo considera necesario. 

El DNU con las restricciones vigentes vencerá el viernes próximo y es un hecho que Alberto deberá reeditarlo y esperar suerte para reunir una mayoría en Diputados que por ahora no está a la vista. Para acercarse, los senadores del Frente de Todos tienen en carpeta retoques que, de prosperar, dejarían a los gobernadores con mayor libertad de acción para definir restricciones. 

Una de las prioridades es redefinir las zonas  de "alarma sanitaria", que el proyecto restringe a ciudades o conglomerados de más de 300 mil habitantes con 500 contagios nuevos cada 100 mil habitantes y 80% de la oferta de camas ocupadas. Con este texto, las comunidades más pequeñas nunca podrían tener cuarentenas duras, cuando en varias ya existen por decisión de sus gobernantes.

"Los estándares son muy altos y en pueblos chicos, en los que el virus se propaga enseguida, se quedan sin atención médica y en este esquema rígido no podrían cerrar nada", explicó a LPO uno de los senadores a cargo de las correcciones. 

Carlos Gutiérrez, diputado de Córdoba Federal. 

Exigen sumar un artículo que faculte a los gobernadores a suspender "en forma temporaria las actividades presenciales" en los colegios, "conforme a a la evaluación del riesgo epidemiológico". El límite de 300 mil habitantes sería entendido como "un ordenador informativo", porque también podrían estar en alarma "departamentos o partidos en situación de alarma epidemiológica y sanitaria". 

Y la misma facultad que piden a los gobernadores para suspender las clases, la reclaman para reiniciarlas en esos casos. También dejarían sin límites el margen de restricciones que los gobernadores puedan adoptar por su cuenta y el proyecto reduce a "determinadas actividades", sin mayor precisión. 

La misma y vaga frase "determinadas actividades" se usa para definir las clausuras en ciudades de menos de 40 mil habitantes. Los senadores la borrarán. Menos vida tiene el artículo que faculta al Gobierno a adoptar "restricciones adicionales, proporcionadas y razonables, previa consulta con el Gobernador o la Gobernadora de Provincia o con el Jefe de Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires". Y la definición que se hace a los mandatarios como "delegados", que será reemplazada por "agentes naturales". 

En su exposición durante el debate en Comisiones, la secretaria Legal y Técnica Vilma Ibarra aclaró a la oposición que la consulta no es vinculante, "por eso es consulta", pero no convenció ni a los oficialistas y debería revisar sus dichos. Como anticipó LPO, se modificarán el plazo de las facultades especiales, conocidas como "superpoderes", que el proyecto concede hasta el final de la pandemia.

La constitución obliga a un período específico para ceder facultades especiales y el Congreso deberá definirlo, por lo cual la ley podría discutirse varias veces más mientras no se extinga el Covid 19. Aun cuando alcanzar consensos no sea nada fácil. 

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
6
Mario eugeno vidal deja de ser tan chupa cu del gobierno, las clases se suspenden, la virtualida dno existe para el 100% millones de alumnos no tienen dispositivo o internet estas militando la exclusion
5
La educación no se negocia manga de mafiosos...cierran escuelas porque es lo único que pueden cerrar...consigan más vacunas y apliquen ya los dos millones de vacunas que tienen retenidas en lugar de administrarlas segun las encuestas...
4
"Los senadores aceptan que Alberto pueda cerrar escuelas, pero exigen más atribuciones a los gobernadores
El oficialismo eliminaría las facultades adicionales que el presidente se reserva en el proyecto enviado para tener superpoderes. Y las provincias podrían endurecer medidas sin límites, como suspender clases en ciudades chicas"

Falso por partida doble. El presidente no tendrá superpoderes de aprobarse esta ley ni se cerrarán escuelas. El proyecto se envía para cumplir con las disposiciones de la acordada de los jueces de la Corte suprema en relación al planteo de la ciudad de Buenos Aires. Y las clases no se suspenderán sino que se cambiarán a la modalidad virtual en tanto la situación sanitaria sea crítica.
3
perfecto, la discusión es polìtica no jurídica. con un fallo de inconstitucionalidad de la Corte, queda claro que el cierre automático de clases en provincias por disposición del presidente es una intervención federal de hecho. por hecho no lo piensen jurídicamente. la idea es ver, una vez aprobada la ley, qué gobernador se hace el gallito reclamando su autonomía constitucional, so pena de perder puntos de coparticipación. a látigo hay que enseñarle al rebaño nos enseñó el general, que inmortalizó la frase "el ojo del amo engorda el ganado". es decir, si todos podemos estar bien controlados por el estado, por qué ser rebeldes inútilmente.
2
Los gobernadores quieren puestitos en la justicia. Que? Estan en subasta como hizo mugri con los ministerios? Ah bueno. La mafia actual, la quieren remplazar por otra igual.

Mientras el menemismo festeja el aumento de la pobreza, la miseria y la falta de trabajo. Festejan los turnos de 13/14hs.

Pensar que en una época el peronismo se basaba en 40 horas semanales con vacaciones y aguinaldo, que lejos quedaron esas epocas eh. Tan lejos como hace 40 años.
1
La mafia del senado no puede ir en contra de la constitucion nacional.