Venezuela
Las elecciones regionales en Venezuela agudizan la interna entre Maduro y Diosdado
El presidente venezolano quiere imponer candidatos a gobernadores sin primarias mientras que Diosdado busca capitalizar el vínculo con una base chavista desencantada.

El próximo 21 de noviembre, Venezuela celebrará elecciones regionales donde se elegirán alcaldes y gobernadores para los próximos cuatro años. 

El país viene de las elecciones legislativas que tuvieron un alto porcentaje de abstención y un sector de la oposición decidió no participar. Sin embargo, esto no impidió que el chavismo se apoderara del único poder que estaba en manos de la oposición. Desde entonces, un leal a Maduro como Jorge Rodríguez es el presidente de la Asamblea Nacional. 

El cambio de gobierno en Estados Unidos desacomodó al espectro opositor y le dio más oxígeno al ala dialoguista como Henrique Capriles que defiende volver a la vía electoral para disputar el poder. Por su parte, Juan Guiadó quedó atado a una presión internacional que ya no gravita como en los inicios de 2019. 

Maduro ahora combate a las FARC: "Hay un cambio de dirección ideológica en Venezuela"

Pero hay algo que ocurre en paralelo de la interna opositora que es la disputa en el seno del chavismo. Esto no es nuevo, dado que en la previa de la designación del nombre a cargo de la Asamblea Nacional el madurismo chocó con el ala que responde a Diosdado Cabello que buscaba ubicar al número 2 del Partido Socialista Unido de Venezuela a conducir el Congreso.

En el chavismo existe actualmente varios grupos de poder. Los alineados con Maduro con el presidente del Congreso, Jorge Rodríguez, el gobernador de Miranda, Héctor Rodríguez y Tareck El Aissami que a su vez, según fuentes consultadas por LPO, entre ellos están confrontados a muerte por la orientación que debe adoptar el proceso en materia de apertura económica, diálogo con la oposición y control del territorio.

Entre los desplazados que intentar reforzar su posición interna es el presidente del bloque oficialista, Diosdado Cabello, el ex Canciller, los familiares de Hugo Chávez y actual ministro de Agricultura Elías Jaua.  

Los alineados con Maduro con el presidente del Congreso, Jorge Rodríguez, el gobernador de Miranda, Héctor Rodríguez y Tareck El Aissami que a su vez, según fuentes consultadas por LPO, entre ellos están confrontados a muerte por la orientación que debe adoptar el proceso en materia de apertura económica, diálogo con la oposición y control del territorio.

En esta ocasión lo que activa la interna son las primarias que un sector del oficialismo empuja para definir a los candidatos para las elecciones regionales. Según pudo saber LPO, los grupos disidentes tenían todo dado para derrotar al eje Maduro-Rodríguez por el grado de poder territorial de Diosdado y los suyos. "Esto no es menor porque de imponerse los disidentes de Maduro iba a cambiar toda la correlación de fuerza regional. Un golpe de Timón en el chavismo", confió una fuente cercano al oficialismo.

Jorge Rodríguez, presidente de la Asamblea Nacional, con uno de los hijos de Maduro.

Sin embargo, Maduro y propuso un método de "consulta" basada en una encuesta de Telegram y todo queda a decisión de Maduro y las negociaciones que ahí se den, sin bases eligiendo.

Esto en relación a las gobernaciones. En el caso de las alcaldías aún no está definida la estrategia pero se trata de un un tema también delicado porque incluye a las Zonas Económicas Especiales y la configuración interna de Estados estratégicos que tienen puertos y minas que, como explicó la fuente, "son elementos claves para el reparto del poder".

Maduro se impuso a Diosdado y se queda con el control de la Asamblea Nacional 

La interna se agudiza porque el gobierno está tratando de brindar garantías y dar gestos para el acercamiento de la comunidad internacional. Además, Maduro se mostró dispuesto a dialogar con toda la oposición, incluido Juan Guaidó, y muy solapadamente avanza en un modelo económico sostenido por una suerte de dolarización de hecho y coquetea con las privatizaciones. 

Llevamos 18 años hablando a favor de las estatizaciones, los controles de cambio, de precio, contra la inversión privada y luego, desde el 2018, Maduro y los Rodríguez les cambian el caset y comienzan a privatizar, a levantar controles, a dolarizar. Todo eso es visto con sospecha por el chavismo de base y Diosdado lo explota

El cambio en el Consejo Nacional Electoral también enojó al sector radicalizado de Diosdado. La aprobación de la Asamblea Nacional madurista permitió que una organización como el Foro Civil logre incorporar entre los 15 miembros del cuerpo directivo a 4 que representan a la sociedad civil y a la oposición. Uno de ellos, Roberto Picón, designado como rector principal, fue el técnico electoral de la oposición cuando conquistó la Asamblea en 2015 y estuvo preso por supuesta traición a la patria.

 "Llevamos 18 años hablando a favor de las estatizaciones, los controles de cambio, de precio, contra la inversión privada y luego, desde el 2018, Maduro y los Rodríguez les cambian el caset y comienzan a privatizar, a levantar controles, a dolarizar. Todo eso es visto con sospecha por el chavismo de base y Diosdado lo explota", reveló alguien muy al tanto de esta interna.

El vínculo entre Maduro y Diosdado está sostenido por la estrecha relación de este último con la base chavista, sin embargo, ya no tiene ninguna incidencia en el gabinete, la mayoría de sus aliados en las Fuerzas Armadas están retiradas, solamente tiene el Servicio Nacional Integrado de Administración Aduanera y Tributaria (Seniat) que es el órgano recaudador de impuestos, que tiene un peso muy significativo, y algunos gobernadores subordinados o aliados. 

El vínculo entre Maduro y Diosdado está sostenido por la estrecha relación de este último con la base chavista, sin embargo, ya no tiene ninguna incidencia en el gabinete, la mayoría de sus aliados en las Fuerzas Armadas

El 29 de agosto será el día de cierre de las candidatura y según como quede el chavismo las primarias, Maduro avanzará en el aislamiento de Diosdado o Diosdado y los disidentes buscarán frenar el avance de Maduro. 

"Diosdado tiene mucha incidencia en las bases, tiene con qué en un escenario "voto a voto", además creo que puede tener mejores candidatos que Maduro. Pero, obviamente esas primarias no serán "voto a voto", ya se inventaran algún mecanismo para llegar a una negociación", señaló la fuente a LPO.

Los temas de fondo que aparecen en la interna chavista tiene que ver con el equilibrio de poder es relaciones China-Rusia, el control de las minas y las fronteras en donde Maduro ha cambiado la narrativa imperialista para empezar a enfocarse en la idea de enemigo interno, las futuras Zonas Económicas Especiales, puertos, aduanas y la candidatura presidencial en 2024. 

Maduro controla el Ejecutivo, el Legislativo, concentra el diálogo con la oposición, las Relaciones Internacionales y define al estrategia en las fronteras. Diosdado solo concentra el apoyo de las bases (que tenía su expresión semi-institucional en la Asamblea Nacional Constituyente que operó como Parlamento entre 2017 y 2021) que todavía le alcanza para pelear la conducción del chavismo.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
2
Lpo zurdos de mierda! como va a haber elecciones si es una dictadura??? que maduro libere y deje de torturar a juan guaidó!!!
1
Asociacion ilicita que necesita mas fondos para encantar con sobres, pautas y regalos a los desencantados