Colombia
"Hay sectores del uribismo que quieren la renuncia de Duque"
LPO dialogó con el analista colombiano, Jorge Cuervo, quien dio su mirada respecto de las protestas que llevan más de un mes. El lunes arriba una misión de la CIDH.

Este lunes arribará a Colombia una misión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) para seguir de cerca la violación a los Derechos Humanos en el contexto de las protestas que llevan más de un mes con un salde 60 muertos.

Una de las preocupaciones de la CIDH, Naciones Unidas o Human Rigth Watch tiene que ver con las persona  desaparecidas. Allí, hay diferencias en el número entre los organismos oficiales y las organizaciones de la sociedad civil pero se calculan que el número está por encima de los 300.

El contexto de las desapariciones se producen en las marchas pero también en lo que se conoce como "casa de pique" en refriegas y razzias policiales en barriadas pobres que termina con secuestros y asesinatos.

Colombia cumple un mes de protestas con más de 300 desaparecidos

Los Comandos de Atención Inmediata (CAI) también están en el centro de la crítica por ser espacios en donde se comenten todo tipo de abusos y muchos de los desparecidos antes son llevados a esas sedes policiales. 

La policía está en el ojo de la tormenta por estos abusos y obligó al gobierno de Ivan Duque a presentar una reforma policial que consista "nuevo estatuto disciplinario policial", la implementación de cámaras corporales y el cambio de color en los uniformes de la institución, que pasaran del verde al azul, entre otros aspectos. De todas formas, el objetivo de la medida es mostrar iniciativa con los Derechos Humanos un día antes de una misión que puede comprometer al gobierno. 

LPO conversó con Jorge Cuervo, profesor e investigador de la facultad de Gobierno y Relaciones Internacionales de la Universidad Externado de Colombia, quien detalló que "esto empezó en octubre del año pasado con la muerte de un ciudadano dentro de un CAI. Fue la primera chispa del estallido social, una primera señal como consecuencia de la pandemia y de las facultades que le dieron a la policía". "Los CAI son un símbolo de indignación porque allí detienen, secuestran y abusan sexualmente a mujeres", agregó el especialista.

Cuervo destacó que "las marchas no son solo en las grandes ciudades como Bogotá, Cali o Medellín sino en todo el país, y eso hace tiempo que no ocurría. Municipios grandes, medianos y chicos se movilizan y eso nos muestra que estamos frente a un nuevo fenómeno". 

"El estado colombiano y la policía nunca se había encontrado con toda la población movilizada. Eso los desbordó en capacidad y en la calidad del control de la protesta. No están capacitados para enfrentar eso. Hay una excesiva violencia de la policía que no tiene ningún rechazo de la conducción civil del gobierno", añadió. 

Municipios grandes, medianos y chicos se movilizan y eso nos muestra que estamos frente a un nuevo fenómeno

El académico también recordó el estado de guerra interna que imperó en el país durante décadas como parte del conflicto con las FARC y sostuvo que "la policía y el gobierno ven al ciudadano que protesta como un enemigo interno. Ya no hay conflicto con las FARC y la policía y este gobierno que se opone al acuerdo de paz no entienden los ciudadanos tiene derecho a protestar".

Cuervo consideró que la CIDH seguramente pondrá el foco en la existencia de civiles armados en las marchas. "Es muy probable que en algunos casos sean narcotraficantes y también de la policía secreta que no debería estar ahí pero están junto a los uniformados. Hay de todo, se necesita un mecanismo de verificación de todos estos hechos", explicó.

Por último, Jorge Cuervo dijo que "Chile encontró una salida política con un nuevo pacto constituyente, Colombia debería materializar los principios y postulados de su propia Constitución. Que se vuelva un estado social de derecho que se supone que está contra la exclusión y la desigualdad". 

El uribismo quiere que se deteriore el orden público para que la gente quiera un gobierno de mano dura el año que viene

En ese aspecto, el especialista planteó "la forma de hacer es con una gran agenda de reformas que pasen por el Congreso pero no creo que tenga esa voluntad. Se habla también de un paquete de reformas que se sometan a referendum. Esa podría ser una salida". "El gobierno podría hacerlo pero su legitimidad es muy baja y su propio partido lo está abandonando", remarcó. 

Además, insistió en la necesidad de encontrar una forma de llegar a las elecciones del año que viene sin este nivel de violencia y aseguró que "hay sectores del uribismo como Fernando Londoño que quieren la renuncia de Duque". "El uribismo quiere que se deteriore el orden público para que la gente quiera un gobierno de mano dura el año que viene", finalizó. 

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.