Provincia
El gobierno de Kicillof confirma que las conversaciones con los bonistas están cortadas
A más de un año de la propuesta del Gobernador, la negociación con los acreedores atraviesa el momento más tenso.

Tras el fracaso de las negociaciones, el ministerio de Hacienda bonaerense confirmó que las conversaciones con los bonistas por el pago de una deuda de USD 7148 millones están "discontinuadas".

"Lamentamos que los acreedores hayan discontinuado las conversaciones restringidas", afirmaron desde el gobierno en un duro comunicado, atípico en el historial de prensa de esa cartera.

Desde La Plata sostienen que el paso del tiempo no beneficia a ninguna de las dos partes y ratifica las intenciones del gobierno a seguir dialogando. "Esto es lo que se transmitió a los acreedores, quienes sin embargo optaron por interrumpir el diálogo y discontinuar los intercambios restringidos", dice el texto.

Los bonistas amenazan a Kicillof con "interrumpir negociaciones" y defaultear la provincia

La negociación entre el gobierno de Kicillof y los mayores tenedores de bonos de la provincia nucleados en el Grupo Ad Hoc se complicó el lunes al vencer el plazo fijado por la provincia sin llegar a un acuerdo.

Los bonistas afirman que no están dispuestos a ceder más de lo que cedieron en la negociación por la deuda con otras provincias argentinas. "¿Por qué nueve provincias pueden llegar a un acuerdo con sus bonistas y Buenos Aires no?", expresaron en una cuenta de Twitter.

Desde la provincia buscan correrse de esa discusión y apuntan a negociar de manera independiente a las condiciones que aceptaron el resto de las provincias. "Esta es una solución que requiere de dos partes, la provincia no puede resolverlo sin la voluntad de los acreedores que hoy parece no estar", dicen en el comunicado y explican además que "cada provincia tiene distintas necesidades y distinta estructura de deuda. La comparación que están haciendo denota, en todo caso, desconocimiento de esas realidades", agregan.

El Grupo Ad Hoc de Bonistas está compuesto por más de 40 fondos e instituciones que tienen aproximadamente el 50% del total de la deuda de la provincia que Kicillof busca negociar.

El 22 de marzo ese grupo presentó una demanda en el Tribunal de Distrito de los Estados Unidos para el Distrito Sur de Nueva York ante el incumplimiento continuo en los pagos programados de intereses bajo once series de Obligaciones Negociables.

Los tenedores de bonos son representados por el estudio de abogados White & Case LLP, el mismo que forzó a principios de enero una demanda en Nueva York contra la provincia de Entre Ríos, luego de no llegar a un acuerdo por la reestructuración de la deuda de USD 500 millones.

El estudio White & Case LLP también representa a los fondos Fidelity, BlackRock y Ashmore, entre otros, en la negociación de la reestructuración de la deuda de USD 6.600 millones de YPF.

En abril del año pasado, el gobierno propuso un canje de deuda a un grupo de acreedores que tienen en su poder bonos de deuda de la provincia por USD 7148 millones. Esa oferta incluyó un período de gracia de 3 años, una quita del 55% en los intereses y otra de alrededor del 7% en el capital.

Los bonistas no aceptaron la oferta y desde entonces se avanza en una negociación que tomó temperatura en los últimos días.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
2
El historial de default tan recurrente de los gobiernos, sobre todo cuando están los seudoperonistas, no ayuda. Pues el gobierno le encanta dialogar, tener conversaciones (hacer correr los meses y años, sin pagar)... pero como es una conducta crónica... ya son conocidos.
1
Una más del pigmeo marxista inútil.