Diputados
El semáforo epidemiológico tendrá dictamen y negocian con Schiaretti para que sea ley
El oficialismo no tiene los votos para llevarlo al recinto, pero apuesta a una ayuda de los cordobeses. Presión a los gobernadores radicales.

"Estamos sondeando", es la respuesta preferida de los operadores del oficialismo cuando se les pregunta si este jueves la Cámara de Diputados sancionará la ley con parámetros precisos que definan confinamientos y restricciones según el aumento de casos de Covid 19. 

Fue aprobada en el Senado hace 15 días y la esperanza, como anticipó LPO, es una vez más la colaboración de los cuatro diputados que responden al gobernador de Córdoba Juan Schiaretti, que por ahora no se pronunciaron.

Al mediodía de este martes hubo dos datos contradictorios que confirmaron una negociación voto a voto: la convocatoria a un plenario presencial de comisiones de Salud y Asuntos Constitucionales a las 10, que permitirá al oficialismo firmar dictamen; y la citación a una sesión para las 15 horas sin ese proyecto en el temario.

Para incluirlo sólo hace falta una nueva citación, pero no ocurrirá si antes el Frente de Todos no tiene garantía de juntar los votos para sancionarlo, que le permitiría a Alberto Fernández no tener que firmar otro decreto el viernes para definir las nuevas restricciones. Y no sería necesario nunca más.

La apuesta del oficialismo es que los cordobeses al menos ayuden con el quórum al momento de votar y garanticen la sanción de la ley, un paso de baile para colaborar sin hacer ruido que ya no pasa desapercibido como en otros tiempos. Según supo LPO, Schiaretti definía esta noche si se animaba a darlo, en medio de uno de los brotes más grandes que hay en su provincia desde el inicio de la pandemia. 

La otra ayuda que se espera es de los diputados radicales cercanos a los gobernadores, como Gerardo Morales (Jujuy) y Gustavo Valdés (Corrientes), quienes como sus colegas peronistas tuvieron varios zoom con el presidente en la última semana para evaluar futuras restricciones. Los votos de sus legisladores podrían ser parte de la negociación. 

 El kirchnerismo quiere dictaminar mañana el proyecto de ley de superpoderes. Buscan insistir con un plan que fracasó, cercena libertades y autonomías de las provincias y cierra las aulas. Esperamos que el resto de la oposición no acompañe. La negativa de JxC es total. 

Para impedirlo, ni bien fue convocado el plenario de comisiones el jefe de los diputados de Cambiemos Mario Negri se anticipó en rechazar la ley para marcar la cancha. "El kirchnerismo quiere dictaminar mañana el proyecto de ley de superpoderes. Buscan insistir con un plan que fracasó, cercena libertades y autonomías de las provincias y cierra las aulas. Esperamos que el resto de la oposición no acompañe. La negativa de JxC es total", aclaró el cordobés. 

El proyecto fija parámetros específicos para definir cómo y cuándo una provincia o aglomerado deben tomar medidas pare frenar un brote de coronavirus. Se toman en cuenta la evolución de contagios de los últimos 14 días, un índice denominado tasa de incidencia acumulada.  

El Senado aprobó los superpoderes a Alberto, pero reservó atribuciones a los gobernadores 

Si una ciudad o conglomerado de más de 300 mil habitantes supera los 500 casos nuevos quincenales y la ocupación de camas es del 80%, deben cerrarse comercios entre 19 y 6 horas y sólo podrá haber clases por zoom. En el Senado, se  ampliaron las atribuciones a los gobernadores para disponer medidas similares en lugares más chicos que tengan colapso sanitario.

El rechazo de Cambiemos se funda en el fallo de la Corte que rechazó el anteúltimo DNU de Alberto sobre parámetros epidemiológicos, que cerraba las escuelas del área metropolitana por el aumento de casos de Covid 19 pero no brindaba detalles sanitarios precisos como el que vence este viernes, que es similar al proyecto de ley.

Mario Negri. 

"No le daremos facultades para vulnerar la Constitución, para cerrar las escuelas, ni para avanzar contra las autonomías provinciales", ratificó el diputado y presidente de la UCR Alfredo Cornejo. Podrán plantearlo en el recinto, si el oficialismo se anima a llevar el proyecto al recinto. Si no están los votos, el plan B será dejar el dictamen listo para cuando estén.

Los números está finos. El Frente de Todos tiene 118 votos, con Sergio Massa incluido, a 11 del quórum propio. El bloque de José Luis Ramón (misioneros y rionegrinos) podría aportar 6. La neuquina Alma Sapag ayudará si así lo define su gobernador Omar Guitérrez y hay otros dos monobloques que siempre tienen los reflectores cuando faltan votos: Felipe Álvarez (La Rioja) y Antonio Carambia (Santa Cruz). Sus contiendas locales con el oficialismo no hace fácil sumarlos. 

Del interbloque federal podría colaborar Eduardo Bucca, médico de profesión y que reclama una ley similar desde el año pasado. El salteño Andrés Zottos es otra apuesta habitual cuando las papas queman. En este escenario, los cuatro cordobeses serían una garantía para sancionar la ley, al menos para que den quórum y habiliten la votación. La negociación está en marcha. 

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.