Se le cayó internet a Casal y sospechan de fiscales que trabajarían desde Miami
Es porque se activaron defensas informáticas por reiterados intentos de acceder a la red en el exterior. Los apuntados.

Entre el miércoles 2 y el jueves 3 de junio ninguna fiscalía federal del país tuvo internet y empleados del Ministerio Público que conduce Eduardo Casal sospechan de fiscales que viajaron a Miami sin haberse tomado licencia e intentaron acceder al sistema. 

Ocurre que como las autoridades informáticas no identificaron una falla propia del software, dejaron abierta la posibilidad que se hayan activado las defensas ante la búsqueda de ingresar desde el exterior del país. 

Tanto fue el desconcierto que la mesa de ayuda informática del Ministerio Público envió el miércoles un mensaje a los usuarios en el que pedía que ante el "incidente de seguridad informática que se está desarrollando", nadie conecte dispositivos USB en las computadoras. Temían que fuera extraída información sensible.  

El jueves enviaron otro mensaje que informaba la detección de "eventos inusuales" y fallas y que por eso se había ejecutado un protocolo de contención ante un posible ataque informático. Y aclaraban que "una vez analizados los eventos se descartó que se tratara de un incidente de seguridad informática". 

De esta manera, Casal tuvo a sus fiscales 48 horas sin internet y cuando volvió la conexión intentó calmarlos informándoles que se había tratado de una actualización automática que cambia las configuraciones. Como no había sido detectada por el sistema, se explicó, lo tomó como un virus o un ataque informático por error.

La ley del Ministerio Público prohíbe abandonar su trabajo sin justificación. La firma digital está habilitada en el país, pero el sistema rechaza el ingreso desde el exterior. Pese a que se activaron alertas que dejaron a todo el personal sin internet, Casal por ahora niega que los fiscales trabajan desde Miami.

Pero personal del Ministerio Público que averiguó en detalle lo sucedido aseguró a LPO que esa versión no fue más que una pantalla a un problema que el procurador ya no sabe como abordar: la cantidad de fiscales que ejercen sus funciones desde el exterior, en contacto remoto con sus empleados e intentado hacer uso y abuso de la firma digital.

Esa tecnología fue implementada en 2020 para que el personal no fuera a sus oficinas al inicio de la pandemia, pero no hay reglamento que habilite a un fiscal a dejar el país sin pedirse licencia y mucho menos a tomar decisiones.

El artículo 68 inciso a de la ley Orgánica del Ministerio Público Fiscal, dispone que un fiscal comete falta grave al "abandonar su trabajo en forma prolongada o reiterada y sin justificación".  Sería motivo de sumario y hasta de destitución. 

Por esa razón, el sistema informático está programado para activar una alarma si detecta una conexión desde el exterior del país, porque supone un hackeo. Casal intentó desterrar esta versión con insistencia al final de aquel jueves, como si estuviera seguro que no hay de qué asustarse. 

Fuentes de la Procuración no tardaron en averiguar qué fiscales podrían estar en el exterior y uno de los sospechosos es Marcelo Retes, a cargo de la Fiscalía Nacional en lo Criminal de Instrucción 23 de la Ciudad de Buenos Aires, a quien algunos empleados aseguran haberlo visto abandonar su oficina el 6 de mayo, comentar que se iba a Miami a vacunarse contra el Covid 19 y hacer unos días de playa. Aseguran que no volvieron a verlo, pero no constataron si se tomó licencia formal.

Claro que Retes es mencionado entre los empleados porque se sabe que es un protegido de Casal, quien en 2019 lo designó para instruir el sumario contra el fiscal Carlos Stornelli por sus faltazos a declarar en la causa instruida en Dolores que lo investigaba por ser parte de una red de espionaje ilegal.

Recién tras meses de pisar el expediente concluyó en que el fiscal cometió "una falta grave" y le pidió que declarara, como finalmente hizo en noviembre, después de la derrota de Mauricio Macri. Pero nunca puso en riesgo su cargo de fiscal.

Ese antecedente hizo de Retes una figura conocida y supervisada en el mundillo del Ministerio Público, pero las fuentes reconocen que muchos de sus colegas viajaron a  Miami a garantizarse la inmunidad contra el Covid 19 y hacer teletrabajo, aun cuando por ahora Casal no lo habilitó. Tal vez lo permita pronto. Y evite que se le caiga el sistema.


Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
9
jajajaja....no saben usar el navegador tor con un proxy con ip argenta....parece que los genios de "cibercrimen" no los avivaron a estos pibes que vayan a la playa y antes prueben su conexión desde miami o estambul en www.ip-check.info como para empezar, son tan salames que los tenemos que avivar desde laperoniaonline....jajajajajaja
8
¡terrorismo judicial!
7
Lo que no está prohibido esta permitido. " Principio de clausura "
El art. 68 es discutible...
6
Una vez que la fuerzas kuka-progresistas logren tomar control sobre la fiscalía, estas noticias serán cosa del pasado.
Nunca más los fiscales irán a Miami, al imperio, al enemigo !!!
Este episodio podrá repetirse, pero será desde la isla margarita !!!
5
terrorismo kirnerista. No hay mas nada que explicar. Banda de basuras
4
Y estos son los guardianes de la República ??
3
Trabajar desde la playa! maravilloso el guardián de la ley!
2
"El artículo 68 inciso a de la ley Orgánica del Ministerio Público Fiscal, dispone que un fiscal comete falta grave al "abandonar su trabajo en forma prolongada o reiterada y sin justificación". Sería motivo de sumario y hasta de destitución"

Cómo lo hace respetar Casal, eh. Se nota que no tiene legitimidad como procurador.
1
Esta es la justicia que defienden los seguidores de pato.. los nisman de la justicia