Mendoza
Variante Palmira: El Gobierno avanza con el Paseo del Bajo mendocino
Es la obra más importante para la provincia cuyana, una autopista que costará 6.000 millones y saca a los camiones de la ciudad.

El Gobierno avanza con una megaobra vial para Mendoza que demandó una inversión de 6000 millones y permitirá descongestionar el tránsito de la capital provincial.

Se trata de la Variante Palmira de la ruta 7, que persigue el mismo objetivo que el Paseo del Bajo porteño, que es evitar que el tráfico internacional de camiones y vehículos pesados atraviese la zona urbana de la ciudad de Mendoza.

La megaobra está a cargo de la empresa José Cartellone. "La empresa tuvo y todavía tiene algunos contratiempos, pero la obra está avanzando", indicaron a LPO en el Gobierno nacional. Ya se avanzó en más de la mitad de la obra y en Mendoza hablan de tenerla terminada para mediados de 2022.

La obra contempla la construcción de una nueva autopista de 36.5 km de extensión, con calzadas de 7.30 metros de ancho y dos vías por mano, con banquinas de 3 metros, y un cantero central de 12 metros.

La variante Palmira descongestionará el tránsito en los accesos Este y Sur de la capital mendocina, que se ubican en sectores netamente urbanos y de gran densidad. Además, el nuevo trazado acortará en 25 km el recorrido respecto del actual, lo que se traducirá en reducciones de costos operativos y tiempos de viaje.

En ese sentido, en el Gobierno destacan que dos grupos se verán beneficiados con un menor tiempo de viaje: el primero está vinculado al Corredor Bioceánico de la RN7, que une la región central de Chile, el centro de Argentina y los países del Mercosur, como Brasil. En este grupo se incluye el tránsito comercial de camiones y ómnibus, y de vehículos particulares cuyo destino no es la ciudad de Mendoza.

El segundo está vinculado al intercambio turístico y comercial de la zona centro de Argentina y el Oeste de Mendoza, precisamente quienes visitan las localidades ubicadas sobre las márgenes del río Mendoza, como Luján, Cacheuta, Potrerillos, Uspallata, Puente del Inca y Penitentes.

Como explicó LPO, la obra pública es una de las apuestas principales del Gobierno para las elecciones legislativas. Muestra de ello fue el plan que lanzaron este martes el jefe de gabinete, Santiago Cafiero, junto a los ministros del Interior, Eduardo de Pedro; de Obras Públicas, Gabriel Katopodis; la secretaria de Provincias de la Nación, Silvina Batakis.

Este plan, llamado Programa Federal de Preinversión, tiene una etapa inicial en la que se invertirán 1730 millones de pesos para coordinar, planificar y brindar asistencia técnica y financiera para la formulación de proyectos de obras en todo el país.

"La Argentina, cuando nosotros llegamos al gobierno, tenía 270 obras públicas y hoy tiene más de 1600 desarrollándose en todo el territorio nacional", dijo Cafiero. En el acto estuvieron seis gobernadores de manera presencial y 13 de manera virtual. Uno de ellos fue el mendocino Rodolfo Suárez, que estuvo en el lanzamiento de la obra de la Variante Palmira junto a Alberto Fernández el año pasado.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.