Perú
"En la cárcel o en el exilio, Keiko podría seguir liderando el fujimorismo"
LPO conversó con el politólogo peruano Carlos Adrianzén, sobre el futuro de Keiko Fujimori una vez que proclamen a Castillo como presidente de Perú.

Perú sigue esperando la confirmación de los resultados que proclamen a Pedro Castillo como presidente. Lo ajustado del resultado y las denuncias de fraude de Keiko Fujimori demoraron la definición y agregaron tensión en las calles.

El Juzgado Nacional Electoral (JNE) rechazó todas las apelaciones de Fuerza Popular  y se espera que Castillo sea reconocido el 19 o 20 de julio. Sin embargo, Keiko seguirá presentando recursos para llegar al día de la asunción (el 28 de julio) sin presidente electo.

Además, el fujimorismo y sus aliados ejercieron toda la presión posible contra los organismos internacionales que observaron la elección pero ninguno reportó irregularidades. 

Al margen del largo proceso que se está llevando a cabo, nadie pone en duda que Castillo asumirá el gobierno. Ante esta realidad, uno de los interrogantes que se abre es sobre el futuro de Keiko Fujimori.

LPO dialogó con Carlos Adrianzén, profesor en Ciencia Política de la  Pontificia Universidad Católica del Perú y la Universidad Antonio Ruiz de Montoya quien planteó que "hay un problema central. Un candidato presidencial que no gana, no funciona y Keiko perdió tres veces".

Se demora la definición en Perú y el partido de Castillo denuncia una "estrategia golpista en curso"

"Perdió con el único candidato al que le podia ganar. No hubiese podido ganarle a ningún otro candidato que haya llegado a segunda vuelta, incluso con Verónika Mendoza", agregó el académico. 

Adrianzén señaló que decir que Keiko tiene la mitad menos uno de los votos "es ilusorio". "Hay que mirar el resultado de primera vuelta y compararlo con 2016, perdió 27 puntos. Ese era su apoyo real hace 3 meses", aclaró. 

Un candidato presidencial que no gana, no funciona y Keiko perdió tres veces

Sobre el futuro de Keiko y su partido, el sociólogo peruano aseguró que "el gran interrogante es si Fuerza Popular tiene intenciones de sobrevivir políticamente y si existen segundas líneas que puedan reemplazar a Keiko.  Si esto es así, van a presionar por un cambio, mucho más si Keiko ve su situación judicial complicada". 

En ese marco y a proposito del futuro del fujimorismo, Adrianzén aseguró que "el tema central es que pasará cuando Alberto Fujimori muera. Por un lado, el fujimorismo podrá liberarse de un tema difícil como es el indulto de su padre, pero por otro lado pierden fuente de legitimidad que es el carisma Alberto".

"No veo a nadie que pueda disputar el liderazgo a Keiko. Está Luis Galarreta como secretario General del partido pero no lo veo con perfil suficiente para liderar ni cuenta con las credenciales fujimoristas originarias", agregó.  

El ex presidente Alberto Fujimori.

El problema para Keiko Fujimori no radica solo en el perfil que adquirirá su partido o en si se acabó su tiempo como candidata sino en la posibilidad de ir presa por lavado de activos. Sobre este punto, el especialista remarcó que "el núcleo duro fujimorista se ha construido, en parte, a la idea de la persecución política y judicial. Es como una epopeya, un cruce del desierto en términos bíblicos que les proveyó de identidad política. Keiko podría hablarle a sus militantes en ese mismo tono y plantear un nuevo factor de unidad. Presa o incluso en el exilio, puede seguir liderando". 

No obstante, Adrianzén aclaró que "en términos electorales una fuga o la cárcel, retrae las chances electorales y los limitaría a un partido de nicho". 

El núcleo duro fujimorista se ha construido, en parte, a la idea de la persecución política y judicial. Es como una epopeya, un cruce del desierto en términos bíblicos que les proveyó de identidad política

De acuerdo a los resultados de la primera vuelta, el partido de Keiko tendrá 24 legisladores y podría conformar un bloque de derecha que llegue a los 43 representantes, uno más que el eventual armado de Pedro Castillo y sus aliados. Si bien está lejos de la mayoría propia que supo tener tras las elecciones de 2016, buscará ampliar sus redes para impedir algunas reformas del futuro gobierno.

 "El fujimorismo está más al centro de lo que muchos creen"

Adrianzén detalló que "Keiko tenia un control molecular sobre la bancada anterior. Definía hasta si se aplaudía o no. No hay elementos para pensar que ahora será diferente. El desafío es construir los vínculos con las bancadas mas pragmáticas y menos ideológica que es otro bloque de 40 y pico. Ese es una disputa con Castillo y el nuevo gobierno". "Sin ese apoyo, el fujimorismo se convierte en una oposición sin poder de fuego, si lo logra puede frenar el nombramiento de jueces en el Tribunal Constitucional o frenar la Constituyente. De todas formas, será una oposición beligerante", añadió. 

Finalmente, Carlos Adrianzén, considera que "Keiko quiere minar la legitimidad del nuevo jefe de estado y solidificar un bloque anti-castillo. Buscaron estirar la definición para generar las condiciones para que el Congreso se blinde ante las iniciativas de Castillo pero fracasaron". "Lo que está claro es que la derrota electoral puede derivar en la vuelta de Keiko a la cárcel", culminó.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
1
Adrianzén estás seguro que sos politólogo?
Ni mencionas a Kenji, el hermano de Keiko.
Que tiene tropa propia en Fuerza Popular y no está requemado como la hermana.