México
El canciller de México pierde un aliado clave en la pelea por suceder a AMLO
El presidente del partido de Lopez Obrador, Mario Delgado, apoya a la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, contra su ex aliado el canciller, Marcelo Ebrard.

La interna por la sucesión de Lopez Obrador en México entre el canciller, Marcelo Ebrard, y la Jefa de Gobierno de Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, sumó en las últimas horas a un peso pesado. 

Se trata del presidente de Morena, el partido de gobierno, Mario Delgado, que eligió posicionarse del lado de Sheinbaum. Si bien en el círculo rojo su imagen están emparentada casi de forma inevitable con Marcelo Ebrard, lo cierto es que el dirigente de Morena arrancó hace algunos meses un lento pero consistente proceso de desmarque con el Canciller. LPO pudo confirmar su último movimiento de acercamiento con Sheinbaum, quizás el último paso en su ruptura con Ebrard.

Los motivos que esgrime Delgado para alejarse de Ebrard son variados. En el plano más personal, persiste un viejo resentimiento por no haber sido elegido como su sucesor en 2012. Pero con el escándalo de la Línea 12 que forzó la salida del país de Ebrard, Delgado considera que se "quedó solo" y desde esa soledad -sin traicionarlo nunca- construyó su propia carrera.

El canciller mexicano desafía a AMLO y se lanza como candidato a presidente

El dirigente de Morena repite entre sus allegados que debió abrirse paso entre Los Puros (el grupo de Sheibaum) y generar confianza con todo el entorno de AMLO, una tarea ardua que le llevó años. "Después de todo ese recorrido, tengo una carrera propia dentro de Morena, ya no soy su empleado", asegura en conversaciones con sus más cercanos. 

El dirigente de Morena repite entre sus allegados que debió abrirse paso entre Los Puros (el grupo de Sheibaum) y generar confianza con todo el entorno de AMLO, una tarea ardua que le llevó años.

LPO ya reveló que Delgado comprendió hace un tiempo que su suerte en 2024 dependerá en gran medida de la candidatura presidencial. Su cercanía con Ebrard lo colocaba en una posición incómoda: si el Canciller obtiene la postulación, su deseo de ser Jefe de Gobierno quedaría sepultada. AMLO jamás cedería a un solo grupo las dos posiciones más importantes en la sucesión. Existe entonces un conflicto político de fondo con su antiguo jefe.

Y por esa razón en las últimas semanas ha estado enviado mensajes de una cercanía cada vez mayor con Sheinbaum. Por algo fue la propia Jefa de Gobierno quien lo cobijó cuando los militantes lo abucheaban en el evento por los tres años de la victoria de la 4T en las urnas, en el Lunario del Auditorio Nacional.

Delgado decidió jugar más fuerte en el contexto de esa alianza en construcción. LPO pudo confirmar que envió a su asesor estrella, Iván Silva, a sumarse en la mesa de consultores de Sheinbaum. Se trata del equipo que ya empieza a trabajar en la candidatura presidencial de la Jefa de Gobierno.

El nuevo mapa de poder en Morena en la pelea por suceder a López Obrador

Silva comenzó su carrera en Jalisco, en una sociedad con Rafael Valenzuela, dueño de Euzen, la consultora estrella de Enrique Alfaro. Esa sociedad se rompió casualmente por intereses políticos confrontados: Silva quería seguir asesorando a Aristóteles Sandoval, mientras Valenzuela ya empujaba a Alfaro como posible sucesor en la gubernatura. 

LPO ya reveló que Delgado comprendió hace un tiempo que su suerte en 2024 dependerá en gran medida de la candidatura presidencial. Su cercanía con Ebrard lo colocaba en una posición incómoda: si el Canciller obtiene la postulación, su deseo de ser Jefe de Gobierno quedaría sepultada

De la mano de Yeidckol Polevnsky, Ivan Silva -y su consultora Heurística- ofreció sus servicios en la campaña electoral de 2018. Allí estableció un estrecho contacto con Delgado. También colaboró con la campaña de Sheinbaum para Jefa de Gobierno.

Ahora lidera la mesa de asesores que aconsejan al dirigente nacional de Morena, espacio que también integran Aleix Sanmartín, César Hernández -de la internacionalmente polémica Neurona- y Roberto Morris.

En las últimas semanas, Silva también se convirtió en el enviado de Delgado en la mesa de estrategia de Sheinbaum de cara a su pre-candidatura presidencial. Su presencia en esa mesa abre una incógnita que seguramente será contestada en poco tiempo: ¿La ruptura de Delgado con Ebrard ya es irreversible? 

Las elecciones regionales y la investigación sobre las responsabilidades en la tragedia del Línea 12 aceleraron los movimientos internos para la sucesión. AMLO defiende a la postulación de Sheinbaum a pesar de los malos resultados en Ciudad de México pero se intenta mostrarse neutral ante una disputa que lo tiene a Marcelo Ebrard pero también a un puñado de gobernadores que quieren hacer valer sus recientes victorias. 

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
1
Marcelito, como dice El Quijote : "segundas partes nunca fueron buenas". Nunca debiste volver de Francia.
Ahora vas a terminar preso en una cárcel en México. Esa es brava.