Crisis de gabinete
El ajuste del presupuesto de Guzmán y la negociación con el FMI aceleraron el choque con el kirchnerismo
El presupuesto 2022 de Alberto da por hecho que cerrarán con el Fondo, pero en el kirchnerismo creen que en estos términos ponen en riesgo la elección del 2023.

La desilusión de la vicepresidenta con los 21 meses de gestión de Alberto se tradujo en el pedido solapado de dos cabezas: la de Santiago Cafiero y la de Martín Guzmán, jugador clave de la renegociación de la deuda con el FMI. Y allí radica la batalla de fondo de la vicepresidenta con el ministro de Economía: Cristina se opone taxativamente al acuerdo a diez años que se encaminan a firmar con el FMI. Para ella, el fiscalismo del primer semestre fue lo que condujo a la derrota en las urnas de este fin de semana y lo que les puede costar el Ejecutivo en 2023, de la misma forma que el fiscalismo de Dujovne hizo caer a Macri en 2019.

Un fiscalismo que quedó plasmado en blanco sobre negro en los fuertes recortes a los subsidios a la energía que contemplaba el borrador final del Presupuesto 2022 que elaboró Guzmán y que como reveló en exclusiva LPO, motivó que el mater por la noche el propio Alberto Fernández frenara su envío al Congreso, detectando que podía detonar una crisis política interna que de todas maneras se concretó.

La decisión motivó una convocatoria urgente de Massa a la Casa Rosada y en la reunión con Santiago Cafiero se acordó posponer el envío de la ley hasta consensuar un proyecto con el kirchnerismo. 

Guzmán pareció justificarse cuando durante la presentación de la ley de hidrocarburos, ensayó una defensa del presupuesto, con especial énfasis en la vinculación con el acuerdo con el FMI. Parecía hablarle a Cristina cuando explicó que sin acuerdo con el Fondo "El año que viene deberíamos pagar 19.000 millones de dólares". 

Esta mañana, Guzmán pareció justificarse cuando fuera de contexto, durante la presentación de la ley de hidrocarburos, ensayó una defensa del presupuesto, con especial énfasis en la vinculación con el acuerdo con el FMI. Parecía hablarle a Cristina cuando explicó que el proyecto elaborado fue lo mejor que pudo hacer, contemplando una refinanciación del FMI de cuatro años de gracia "El año que viene (sin el acuerdo) deberíamos pagar 19.000 millones de dólares", precisó. Es decir, sin acuerdo el ajuste sería aún peor.

Alberto le traba el presupuesto a Guzmán para evitar un tarifazo y crece la presión para forzar su salida

Un argumento que por ahora no conmueve al Instituto Patria. Bajo el asesoramiento de Kicillof, Cristina insiste en que lo que hay que hacer es meterle plata en el bolsillo a la gente, incluso si es mediante pura emisión monetaria. Y retomar la obra pública con impacto social en el Conurbano que caracterizaba a Néstor Kircher como polideportivos, escuelas, centros de salud barriales, y no una simple reanudación de la obra pública macrista de obras hídricas y autovías.

En cambio, para Guzmán eso no solo no soluciona nada, sino que va a disparar incluso más la inflación. Antes esto, desde el equipo de Kicillof responden que la inflación ya está en 50%, pero para Guzmán puede ser todavía mucho mayor y eso tiene un costo electoral.

Por lo pronto, Alberto y Guzmán ratificaron que su proyecto de Ley de Presupuesto dan por hecho que no van a figurar los vencimientos de deuda con el FMI, precisamente porque el acuerdo con el FMI va a quedar cerrado antes de tener que destinar dólares a ese fin.

En palabras del presidente: "Hoy tenemos que presentar el Presupuesto y la verdad es que lo presentamos dando por cierto que el año que viene no tenemos que cumplir con compromisos externos, pero la realidad es que eso exige seguir adelante una negociación con el Fondo, conseguirla, lograrla; pero lo cierto es que si ese acuerdo no existiera, tendríamos que hacer frente al pago de 19.000 millones de dólares el año entrante y las condiciones serían otras; sería distinto en las posibilidades que tiene el Estado en promover el desarrollo que queremos promover y se vería afectada la obra pública, la educación, la salud, el crédito para la empresa, que para nosotros es tan importante, y la ciencia y la tecnología. Por eso, nosotros queremos dar certidumbre en esta materia desde el primer día".

 Lo cierto es que si ese acuerdo con el FMI no existiera, tendríamos que hacer frente al pago de 19.000 millones de dólares el año entrante

Como pudo saber este medio, el Presupuesto de Guzmán para el año que viene no contempla que crezcan los subsidios económicos, pero tampoco que bajen; cuando las proyecciones que le enviaron desde Energía sí contemplan que los subsidios energéticos sigan subiendo con tarifas congeladas.

Alberto le traba el presupuesto a Guzmán para evitar un tarifazo y crece la presión para forzar su salida

El acuerdo con el FMI le permitiría a Guzmán arrancar un programa de ajuste con un 3,5% de déficit fiscal primario y medio punto más de déficit por motivos financieros y ajustar los saldos monetarios para cerrar el año con una inflación en torno al 34% y un dólar oficial que llegue a diciembre a $135.

Para Cristina Kirchner, esto implicaría profundizar el ajuste de este año -que en los mercados no es tomado como ajuste sino como "moderación en el desbarajuste"- directo a perder el Gobierno en 2023. Para evitar esto, la pulseada con el FMI para no hacer ningún tipo de ajuste en los próximos dos años debería recrudecer y jugar al límite con la posibilidad de un default, incluso si eso implica erradicar de raíz cualquier posibilidad de financiamiento para las empresas argentinas en el exterior.

"Espero que no se vaya por el camino de no cerrar. Necesitamos un buen acuerdo para poder empezar a construir un sendero de desarrollo, aunque suene antipático es una condición necesaria para despejar el horizonte de pago de los próximos años y poder contar con recursos para pensar un sendero de crecimiento y desarrollo. Obvio que hay que preguntarse cuáles son las contraprestaciones que va a exigir el FMI para cerrarlo, pero si ese acuerdo puede contener una reducción gradual del déficit hasta que se termine de recuperar. Pero sin ese acuerdo, al país se le va a complicar mucho más conseguir financiamiento para las inversiones de capital que Argentina necesita para desarrollarse, sin inversiones grandes Argentina la va a correr siempre de atrás en la competencia internacional", dijo a LPO el economista Martín Kalos y director de EpycaConsult.


Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.