Uruguay
Acusan a Lacalle Pou por desplazar a Antel de la fibra óptica para beneficiar a multinacionales
El Frente Amplio dice que hay una intención de correr a la empresa pública de la fibra óptica en favor de Claro y Movistar "sin poner un peso". También denuncian una "campaña de desprestigio" contra las empresas públicas.

La oposición a Luis Lacalle Pou denuncia el intento  del Gobierno de correr a la principal empresa pública de telecomunicaciones de Uruguay para darle paso a las multinacionales al negocio del 5G. 

El Frente Amplio considera que hay una privatización encubierta pero fuentes del oficialismo consultadas por LPO, lo niegan y destacan que hay sectores nacionalistas dentro de la coalición que no lo permitirían. 

Se trata de la Administración Nacional de Telecomunicaciones, la compañía estatal de telecomunicaciones del Uruguay de telefonía móvil, fija y de las conexiones a internet por cable. Antel fue fundada en 1974 por la gestión del Partido Colorado pero arrastra una historia anterior cuando se crearon empresas públicas de teléfonos y telégrafos del estado. Tiene el monopolio legal de la telefonía básica que pude mantenerse en el tiempo gracias a un plebiscito que, en 1992, impidió la privatización con un 70 por ciento de rechazo.  

 La mirada nuevamente está puesta en la Ley de Urgente Consideración (LUC) que en este sentido propone la incorporación de empresas privadas al mercado que podría perjudicar la posición de la empresa estatal y profundos daños económicos. 

Lacalle Pou suma otro escándalo con la entrega del puerto de Montevideo por más de medio siglo a una multinacional

En ese contexto, el director de Antel en representación de la oposición, Daniel Larrosa, presentó un informe de 20 páginas en el que alerta posibles pérdidas que van de 1.900 a 4.500 millones de dólares.

Larrosa habló con LPO y explicó que "cuando terminó el gobierno del Frente Amplio en 2020, Antel tenía un 60 por ciento del mercado de telefonía móvil, seguido por un 35 por ciento de Telefónica de España y el 15 de Claro, de origen mexicano". "Gracias a la modernización de la infraestructura y la fidelidad de los uruguayos hacia su empresa pública,  se logró posicionar en un mercado que había arrancado desfavorable antes de los años 2000", agregó. 

Larrosa destacó que "la empresa desarrolló la fibra óptica al hogar donde tiene prácticamente el monopolio. En 2012, el 89 por ciento de los hogares uruguayos llega una fibra óptica a un modem de Antel y la accesibilidad a internet es prácticamente total". "Antel maneja niveles de cobertura mejores que los países desarrollados. Eso fue gracias a una inversión de 800 millones de dólares que permitió tener un 100 por ciento en Montevideo y arriba del 80 por ciento en le interior", resaltó. 

Además, el directivo plantea que "Antel es protagonista de este mercado, avanzó en la conexión de fibra óptica en cables submarinos con Estados Unidos, Argentina y Brasil y en donde es propietario. Esto permite abaratar costos de transacción mediante el acceso a internet en Estados Unidos y con intercambios de data center de Argentina y San Pablo".

Con todo este resumen, Larrosa busca argumentar que las políticas del Gobierno uruguayo tienden a favorecer la privatización de una empresa que funciona bien hace décadas.  "Desde la asunción del nuevo Gobierno se han sucedido una serie de iniciativas legislativas y decretos presidenciales que afectan directamente a la empresa pública. Sobre todo ha habido un ensañamiento contra el despliegue de la fibra óptica bajo la idea de que se comparta con el resto de los actores del mercado". 

Ha habido un ensañamiento contra el despliegue de la fibra óptica bajo la idea de que se comparta con el resto de los actores del mercado

El sentido de esto, explica el directivo, tiene que ver con favorecer a multinacionales para el negocio de la red de 5G justo cuando Antel tiene todo preparado para largarse al mercado. "No sólo se quiere compartir la fibra óptica sino que se le quiere dar permisos a los cable operadores de televisión para abonados el permiso de vender internet. Uruguay no permite que una empresa venda esos dos servicios", denunció Larrosa.

Gabriel Gurmendez, presidente de Antel.

En la presidencia de Luis Alberto Lacalle, se le otorgó a empresas privadas, sin licitación, el servicio de cable operadores y lo que denuncia la oposición es que "quieren hacer lo mismo con el 5G cuando no hay razón para eso porque Antel tiene gran cobertura, accesibilidad en todo el país y planes de acceso gratis a internet". 

Lo que advierte el informe al que accedió LPO es que el Gobierno quiere permitirle a estas empresas entrar a la fibra óptica y que estos utilicen esa fibra para sus negocios. "A los sueldos uruguayos, internet es relativamente bajo, no hay quejas de calidad, precio y cobertura. Sin embargo se les da a estas empresas sin contrapartida y por cero pesos. Es una expropiación de lo privado a lo público", alerta Larrosa.

Lacalle acorrala a la intendenta de Montevideo con el escándalo del nuevo estadio de Antel 

El informe añade que "la portabilidad numérica perjudicará a Antel entre 123 y 425 millones de dólares, favoreciendo a las multinacionales Claro y Movistar. No es un nuevo derecho para los uruguayos, que nunca tuvieron restricción alguna para cambiar de operador. Si se perdiera el monopolio en los contratos celulares del estado, Antel resignaría ganancias por entre 19 y 54 millones. Mientras que en el precio de terminación móvil (que se redujo en favor de los privados) la cifra asciende a 14 millones".

Larrosa planteó que "este modelo es lo que llamamos privatización de segunda, donde estrictamente no se privatiza pero resulta al final mucho peor porque lo que se hace es entregar cuota parte de mercado y la empresas estatal queda como suministradora de negocio privados de manera tal que nadie paga nada". "Antes la privatización tenia un precio, acá es cero pesos por sectores completos del mercado. Estamos hablando de sacarla el 40 por ciento del mercado a Antel sólo con una ley y sin contaprestación de los privados, no hay plata ni licitación", criticó. 

El documento presentado el 17 de septiembre expresa la preocupación por el retiro del mercado de contenidos audiovisuales y de multimedia traería pérdidas entre 316 y 913 millones de dólares. Este sector es cada vez más relevante en el tráfico de Internet. 

"Al resignar el liderazgo en 5G, la nueva generación de internet que Antel ya debería estar ofreciendo, las pérdidas acumuladas podrían variar entre los 239 y 684 millones de dólares", continúa el texto. 

Por último, Daniel Larrosa, aseguró que con todo este proceso "están en riesgo más del 50 por ciento de los ingresos futuros y al retirar a Antel de ese mercado se alimenta la formación de oligopolios que son muy difícil de controlar a cambio de nada".

Daniel Larrosa, director de Antel en representación de la oposición.

"El ingreso anual  de Antel es de mil millones de dólares y esto podría generarle una perdida de 300 millones. Pone en tela de juicio su supervivencia y en pocos años se quedaría fuera del mercado. A este ritmo, el próximo gobierno se quedará sin herramientas para pensar políticas públicas en telecomunicaciones", finalizó.

En síntesis lo que pone en discusión el informe es que un escenario de máxima, las pérdidas acumuladas en 20 años alcanzan los 4.500 millones de dólares y de mínima 1.900 millones. 

Si desplazaran a Antel del negocio de los servicios digitales, las pérdidas acumuladas irían entre 646 a 1.659 millones de dólares, dependiendo del crecimiento del sector en los próximos años. De autorizarse la venta de Internet fija a los cableoperadores, las pérdidas serían de entre 527 a 805 millones de dólares. 

Por su parte, como reveló LPO, el Gobierno avanzó contra la gestión del Frente Amplio en manos de la actual intendenta de Montevideo, Carolina Cosse, por irregularidades en la obra del Antel Arena que costó 118 millones de dólares contra los 40 que presupuestó Cosse. 

"La buena administración, tanto en la gestión financiera como en el uso de los procedimientos idóneos para alcanzar los fines estuvo ausente en este proyecto, conforme la evidencia lograda por el auditor externo", concluye el reciente informe de la Junta de Transparencia y Ética Pública.

El Frente Amplio dice que el informe "agrega nada" e insiste que en detrás de las acusaciones de Lacalle Pou hay un plan de privatizaciones, como la concesión del Puerto de Montevideo que contó LPO, que será muy perjudicial para los años futuros del país e implica un negocio de 500 millones de dólares.

 



Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
4
Observador : hay 3,4 millones adentro de uruguay y 1 millón que se rajó. Si todo estuviera fenómeno como decís, no hubiera pasado eso.
3
A ver sres lpo si entienden una cosas clarita de uruguay:

Tienen el mas alto pbi per capita y menor indice gini (desigualdad) de america latia. Ergo metanse cualquier noticia en el mismismo orto.
2
Todas las empresas monopólicas del uruguay (Antel es una del montón) son caras para el servicio que dan y abusivas.
Hacés cualquier reclamo y esperá sentado.
En el primer mundo, los ministerios de economía tienen oficinas antimonopolio que estudian la fusión de empresas y la aprueban (o no).
Hay 50 años de atraso en teoría económica en uruguay.
1
5ger