La Pampa
Porqué el Gobierno cree que la elección de La Pampa es la más importante del país
Si Juntos retiene los votos de su interna se quedaría con los dos senadores y Cristina tendría más problemas para llegar al quórum. Cómo fue la remontada del PJ de 2017.

Los 280 mil electores habilitados a votar en La Pampa, menos del 1% del padrón nacional, podrían el 14 de noviembre definir el destino de Cristina Kirchner en el Senado en los próximos dos años y, por ende, de buena parte de la suerte de Alberto Fernández.

Es que si Juntos retiene los votos de las cinco listas que compitieron en septiembre le arrebatará los dos senadores al PJ por primera vez, un resultado que no formaba parte de ninguno de los muestreos que arribó en los últimos meses a las oficinas de la vicepresidenta, encargada de seguir de cerca las ocho provincias que renuevan sus tres representantes en la cámara alta. En 2017 el peronismo revirtió un resultado similar y si bien el contexto varió, en la Rosada creen que la hazaña puede repetirse.  

Cristina necesita a los aliados de Río Negro y Misiones para sostener el quórum

Y lo necesitan. Como explicó LPO, si en noviembre se repitieran los resultados en cada una de las ocho provincias con senadores en juego, Cristina tendrá sólo 35 votos propios desde diciembre, a dos de una mayoría propia, que podría alcanzar con ayuda de sus habituales aliados de Misiones y Río Negro. 

De sumar un voto más, la vice no podría ostentar quórum con el Frente de Todos pero al menos no quedaría como rehén de esa dupla de partidos provinciales. Un control pleno del recinto no es poca cosa: le permite manejar el nombramiento de jueces, embajadores y militares, además de frenar cualquier ley que no le interese. 

Si Juntos retiene los votos que cosecharon las cinco listas de esa fuerza en las primarias, por primera vez en la historia la oposición le arrebataría al peronismo de La Pampa los dos senadores de la provincia. Un resultado que aleja a Cristina del quórum en el Senado.

Para alcanzar esa situación la mira del Gobierno está puesta en La Pampa, donde los diez puntos de diferencia entre Juntos y el Frente de Todos sorprendieron a todos. Tal es así que recién quince días antes de las elecciones, los referentes de la oposición pampeana que competían tuvieron en sus manos encuestas que anticipaban ese final. Después llegó al mismo pronóstico un sondeo de la consultora CB, que también presagiaba una caía del oficialismo en Tucumán, que no ocurrió. 

En el resto de las elecciones a senadores no hay demasiada ilusión del oficialismo en revertir las derrotas. En Chubut hay quienes sueñan con sumar al electorado ausente y presionan al gobernador Mariano Arcioni para bajar su lista, pero no tienen tan claro si los favorecería. 

En Santa Fe, Marcelo Lewandowski quedó 10 puntos debajo de la suma de las cuatro listas de Juntos, pero no le será fácil remontarlo. Y en Córdoba la banca de minoría que pelea Carlos Caserio quedó casi descartada. 

Daniel Bensusán y María Luz Alonso, los candidatos del Frente de Todos. 

El foco es La Pampa y se sustenta en un antecedente: en 2017 el peronismo también quedó 10 puntos abajo en las primarias, pero en la general lo remontó y ganó por unas décimas. Claro que en Juntos recuerdan que en esos días no tenía fisuras y estaba al mando del gobernador Carlos Verna e intendentes que le respondían sin chistar. 

Antes de las elecciones, La Pampa era todo armonía en la mesa chica del Frente de Todos, a tal punto que fue la primera provincia en la que se anunció una lista unificada para el Senado, con un acuerdo entre el gobernador Sergio Ziliotto y Cristina. La integraron el ministro de Gobierno, Justicia y Derechos Humanos, Daniel Pablo Bensusán y María Luz Alonso, secretaria administrativa del Senado y mano derecha de la vice. 

En La Pampa coinciden que la elección está abierta, el peronismo puede robarle a Juntos los 10.500 mil votos que necesita, pero no le será tan fácil porque precisa crecer en General Pico, la segunda ciudad en importancia después de la capital Santa Rosa e identificada con el campo.

La nómina de diputados la encabezó  Varinia "Lichy" Marín, hija de Rubén, histórico líder del peronismo pampeano que fue cuatro veces gobernador de la provincia. Fue la última en confirmar su candidatura y el 12 de septiembre aventajó por 300 votos a Bensusán. En estos días de pases de factura todo cuenta. 

Las fuentes consultadas en ambos frentes coinciden en que la elección está abierta, el peronismo puede robarle a Juntos los 10.500 mil votos  que necesita, pero no le será tan fácil porque precisa crecer en General Pico, la segunda ciudad en importancia después de la capital Santa Rosa e identificada con el campo.

El campo indignado con el gobernador de La Pampa porque dijo que el cepo a la carne "va en favor de los consumidores" 

Verna nació allí y la intendenta peronista Fernanda Alonso no evitó una paliza de Juntos en las primarias, que de repetirse en noviembre sería decisiva. "La dirigencia histórica del peronismo no acepta a La Cámpora, que tiene al intendente de Santa Rosa pero no pesa en el resto de la provincia. Y eso no pasaba en 2017", explicaron a LPO desde el comando de campaña de Juntos.

Las fuentes recordaron que Daniel Lovera, el senador cuyo mandato vence en diciembre, representa el voto perdido de General Pico. En Juntos reconocen que se beneficiaron con el respaldo inicial de Ziliotto a la suspensión de las exportaciones de carne, una medida que explica en parte de la estrepitosa caída del Frente de Todos en zonas rurales.

Gerardo Morales, Daniel Kroneberger, Facundo Manes y Martín Maquieira 

El flamante ministro de Agricultura, Julián Domínguez, la atenuó este martes y Ziliotto tendrá así su primer discurso de campaña. Pero sus rivales le recuerdan que justificó la medida cuando se tomó con un pedido de diversificación productiva y la influyente industria frigorífica local no se lo perdona.  

"Los resultados tuvieron muchas causas, pero en La Pampa se volvieron a escuchar las críticas al kirchnerismo de hace una década, como que está en contra del campo y sólo sabe dar planes sociales. Pero en esa época Verna los enfrentaba y hasta llegó a decir que 'La pelea es: La Pampa o La Cámpora'. Ahora están todos juntos", recordó un dirigente de Juntos.  

En el oficialismo provincial confían en penetrar en la interna de Juntos, sobre todo por el retiro de Juan Carlos Marino, el histórico representante del Senado de Enrique "Coti" Nosiglia, que deja su banca tras 18 años y no pudo cedérsela a Hipólito Altoaguirre. 

La derrota del peronismo muchas causas, pero en La Pampa se volvieron a escuchar las críticas al kirchnerismo de hace una década, como que está en contra del campo y sólo sabe dar planes sociales. Pero en esa época Verna los enfrentaba y hasta llego a decir que 'La pelea es: La Pampa o La Cámpora'. Ahora están todos juntos.

El "Palo", como le llaman, perdió en la interna con el radical Daniel Kroneberger y Victoria Huala, de la juventud PRO, quienes recibieron un respaldo explícito de Gerardo Morales y Facundo Manes, enemigos del Coti en cada interna radical. 

Kroneberger obtuvo 40 mil votos, Altoaguirre 30 mil votos y tres listas acumularon otros 16 mil, o sea, al peronismo le quedó una pecera de 46 mil votos de Juntos para pescar lo que le falta. Además, la participación fue de sólo del 68%, unos 191 mil votos, de los cuales 6% (11.500) se repartieron entre blancos y nulos. 

En el PJ saben que las heridas de la interna radical no sanaron: en un audio de Whatsapp filtrado a los medios, Leandro Altoaguirre, hermano del derrotado y ex intendente de Santa Rosa, aseguró  que Kroneberger tuvo ayuda del "vernismo". 

Pareció abrir el paraguas par que no los culpen de una derrota. ¿Acaso ese vernismo que suma votos trabajará para Kroneberger otra vez?. Peleas de pago chico que definirán ni más ni menos que el ritmo del Senado hasta 2023. 

Tanto es así que La Pampa acaparó buena parte de las charlas de la dirigencia de Juntos en la reunión de la semana pasada y acordaron visitas de figuras a las principales ciudades. Miguel Pichetto y Elisa Carrió ya se anotaron para viajar.

En el PRO hay euforia porque sólo con un triunfo se aseguran la banca de Huala, a quien Larreta y Bullrich respaldaron durante la campañas con notas y videos en los medios locales. Además, el primero en la lista de diputados es Martín Maquieira, hermano de Juan Ignacio, ex funcionario porteño que migró a trabajar con el papa Francisco. La pelea es voto a voto. Y hasta el final. 

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
4
.....que estemos viviendo en una economía socialista a la cubana, pero, por ahora, democrática, en gran parte es gracias al talento de la chorr4 hij4 de pu7a para saber utilizar la veta corrupta de gran parte del peronismo mafioso ortodoxo....., con los nuevos planes, jubilaciones y demás regalos, esta cepa peronista cubano-bolivariana esta sentenciando al país a la pobreza para los proximos 40 años, no habrá forma de financiar el desastre que están haciendo a nivel reparto sino es empobreciendo a los pocos ricos que decidan quedarse en el pais, acaso no tiene el peronismo al menos un pequeño grupo de gente decente dentro del PJ nacional que se plante ante estas mierdas y prefiera perder 2 elecciones pero sacarse esta mierda chavista de encima?, el peronismo completo se representa en la "militancia" tucumana o en los guillermo moreno, es decir o se venden o son barrabravas??? !!......, yo no estoy tan seguro de que la gente no se venda y estos hij0s de puta no den vuelta la elección en varios distritos....., acá los votos totales no importan, importan los senadores. si es por esha, entrega buenos aires con tal de ganar todos los senadores de las demás provincias, lo único que le importa es mantener su impunidad y sentirse segura con los jueces...
3
La presencia de la candidatas k de la cámpora les tiro para abajo los números de las paso y lo mismo va a pasar en las generales.

Pdta: ah... y Aviso también q tampoco hay lugar en los partidos políticos para elegir candidatxs " a dedo favoreciendo el linaje político familiar como si fuera un bien patrimonial de familia ".


©
2
Que raro Colitis haciendose el Rosendo Fraga. Alguna vez le vas a pegar a algo de todas las boludeces que escribis? Todos los mediodias te leo para cagarme de risa de las pelotudeces que pones
1
El peronismo en la pampa es peronismo tradicional, no kirchnerismo, de hecho, recuerdo que en 2019 costo barbaridad que cerraran con el frente de forros...en serio creen que si el peronismo logra dar vuelta la eleccion, esos senadores son de ellos?
Lo mismo que el peronismo santafesino, o se olvidan cuantos votos saco rossi?