Brasil
Tensión en el PT por la estrategia de campaña de Lula a un año de las presidenciales
El gobernador de Marañao, Flavio Dino, pidió que Lula lidere un frente de centro pero un sector del PT lo resiste. "No estamos en 2002", dijo uno de sus representantes a LPO.

Falta un año para la celebración de la primera vuelta de las elecciones presidenciales y el Partido de los Trabajadores y sus aliados están discutiendo la estrategia electoral para enfrentar, casi con seguridad, a Jair Bolsonaro

Fortalecido por las encuestas, nadie se atreve a discutir la candidatura de Lula pero sí hay diferencias en relación a las características y el perfil que debe tener el frente electoral. 

El debate lo disparó el gobernador de Marañao y recientemente afiliado al PSD, Flavio Dino, dijo que Lula tiene que construir una alianza "lo más al centro posible para enfrentar al extremismo". 

Dino planteó que "si tiene un programa nacional de desarrollo y democrático, cualquiera que esté dispuesto a fortalecerlo es bienvenido, sin importar la posición A o B en el pasado". 

El mercado evalúa acercarse a Bolsonaro ante la posibilidad de un triunfo de Lula

"No es un límite fijo a menos que excluya el extremismo de la directriz. Se le llama un programa democrático y de desarrollo nacional, que está preparado para fortalecerse; bienvenido, independientemente de su posición A o B en el pasado", agregó. 

Flavio Dino es una de las figuras que suena con fuerza para acompañar a Lula como vicepresidente e incluso fue nombrado por el propio líder petista como presidenciable. El planteo del gobernador de izquierda es respaldado por buena parte del espacio progresista brasileño que anticipa una polarización con Bolsonaro y considera que sumando figuras de centro terminar de sacar del escenario a una tercera vía que no termina de arrancar. 

La derecha no bolsonarista tiene en sus filas al gobernador de San Pablo, Joao Doria, el ex secretario general de la Presidencia de Bolsonaro, el General Santos Cruz, el gobernador de Río Grande do Soul, Eduado Leite, el ex ministro de Salud, Luiz Henrique Mandetta, y el ex juez y ex ministro bolsonarista, Sergio Moro. 

Lula recorrió una fábrica y prometió reindustrializar el país.

"La tercera vía no existe. Tiene más candidatos que votos. El electorado de centro terminará votando por Lula", confía a LPO un dirigente que recientemente abandonó las filas del partido Demócratas. 

En Brasil dan por muerto el proyecto neoliberal de Paulo Guedes: "Se impuso el populismo de Bolsonaro"

En este marco, Dino sostiene: "Cuanto más centrista es Lula, mejor política y electoralmente. Lula debería hacer una señal de mediación, porque el riesgo que corre Brasil es muy alto. Bolsonaro intentó un golpe en septiembre y probará otro. Como la clave dominante en el Elecciones será el tema social, a diferencia del 2018, creo que es posible que personas que son conservadoras en otras áreas de la vida consideren que el gobierno de Lula traerá más estabilidad y una mejor ecuación de los temas sociales ". 

Cuanto más centrista es Lula, mejor política y electoralmente. Lula debería hacer una señal de mediación, porque el riesgo que corre Brasil es muy alto. Bolsonaro intentó un golpe en septiembre y probará otro

Pero esta estrategia de moderación no cierra del todo en algunos sectores del Partido de los Trabajadores que entiende que cuanto más radicalizado se presente Lula, más chances tiene de derrotarlo. 

Un alto dirigente petista que se diferencia de Dino afirmó a LPO que "Dino es buena persona y un gran compañero pero su estrategia nos llevará a la derrota. La ampliación de siglas no nos va a ayudar a ganar la elección y menos nos ayudará a gobernar". "No estamos en 2002, nuestro enemigo hoy no es el PSDB", dijo en comparación con la estrategia de moderación que calmó a los mercados, sumó partidos de derecha y le permitió a Lula comenzar su primer mandato. 

Flavio Dino.

Ante la pregunta de este medio sobre si "es suficiente con la izquierda", este militante petista que peina canas aseguró que "la pregunta no se puede plantear de esta manera porque convierte en una discusión aritmética meramente electoral. Se asume que la suma de letras minúsculas = la suma de votos. Y que la alianza más amplia es la más fuerte electoralmente".

"La pregunta debe plantearse de otra manera: ¿qué está en juego en el país? A mediano plazo, la desindustrialización. A corto plazo, regresión social. La extrema derecha es un instrumento al servicio de ambos. Pero no es el único instrumento: la derecha tradicional apoya a la extrema derecha en esta operación. Por lo tanto, aliarse con estas personas es aliarse con enemigos", añadió.  

La propuesta de Dino es aliarse con una parte de los enemigos para derrotar a la otra parte. Sin darse cuenta de que el partido con el que quiere aliarse, los neoliberales tradicionales, son en realidad los defensores más coherentes del programa que queremos derrotar

"Su propuesta es aliarse con una parte de los enemigos para derrotar a la otra parte. Sin darse cuenta de que el partido con el que quiere aliarse, los neoliberales tradicionales, son en realidad los defensores más coherentes del programa que queremos derrotar", insistió el petista.

En el entorno de Lula evitan definirse por una u otro camino para encarar el proceso electoral y el ex presidente aumenta los niveles de confrontación y se muestra dialoguista dependiendo el contexto y los receptores de su mensaje pero no son pocos los que se animan a confirmar que Lula hará todo lo posible para ganar aunque eso incluya aliarse con viejos enemigos.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.