Senado
En la Rosada confían en revertir La Pampa y Cambiemos envía figuras para resistir
Es una elección clave para la mayoría del Senado. Carrió, Pichetto y Negri fueron a hacer campaña. Bullrich por ahora no fijó fecha.

"La Pampa se da vuelta", se escucha por estas horas de fuentes del Frente de Todos tanto en el Congreso como en la Casa Rosada, esperanzados sobre todo en la expectativa de los dirigentes locales. Pero en Cambiemos confian en sostener la victoria de las primarias y envían dirigentes reconocidos a hacer campaña. 

Como explicó LPO, en La Pampa hay sólo 280 mil electores, pero eligen senadores y si se repite la cosecha de cada frente electoral en septiembre Cambiemos le robaría un voto al Frente de Todos, impensado en los cálculos de hace sólo unos meses.

Si las otras siete provincias que eligen miembros para la Cámara alta reeditan los resultados de las primarias, Cristina perdería seis senadores y necesitaría de sus aliados de Río Negro y Misiones para llegar al quórum.

Con sólo un voto más seguiría dependiendo de alguno de ellos pero al menos podría hacerse valer un poco más en las negociaciones. Además, la segunda de la lista que entraría si el oficialismo revierte la elección es María Luz Alonso, secretaria administrativa del Senado y mano derecha de Cristina.

Porqué el Gobierno cree que la elección de La Pampa es la más importante del país

Para retener los votos de septiembre, la mesa chica de JxC coordinó un desfile de dirigentes nacionales por La Pampa, propio de una contienda presidencial. El primero en pisar Santa Rosa fue Miguel Pichetto, en una conferencia de prensa organizada por el PRO local. 

Elisa Carrió recorrió las localidades de Trenel y 25 de mayo junto al presidente de la Coalición Cívica Maximiliano Ferraro. "Entendimos que la política es el arte de limpiar el barro sin ensuciarse", sostuvo  la chaqueña, quien no abandona su chacra de Exaltación de la Cruz por cualquier causa. La Pampa la movilizó. 

Y este miércoles fue el turno del jefe de los diputados Mario Negri, quien le subió el precio a la elección. "En La Pampa la Argentina va a definir cómo se recompone el Parlamento argentino. Es la primera vez que hay una posibilidad cierta de que haya un equilibrio de poder, en el momento de mayor crisis que vive la Argentina", sostuvo el radical cordobés.

Mario Negri con el candidato a senador Daniel Kroneberger

Todavía no está en agenda una visita de Patricia Bullrich, pese a que fue quien se cargó al hombro las campañas de las ocho provincias. En su slogan "cinco senadores", contempla la posibilidad de ganar una banca menos que las que obtendría con los resultados de septiembre, o sea, el objetivo estaría cumplido aún con una derrota en La Pampa.

En la Rosada hay expectativas de dar vuelta la historia a partir de medidas focalizadas al sector rural, como el proyecto de promoción a la agroindustria y la habilitación a las exportaciones de carne, cuya suspensión explicó buena parte del fracaso pampeano. La industria frigorífica local no lo perdonó. 

La batalla es voto a voto y movida a movida. La dirigencia local de JxC gestiona más visitas a la espera de una confirmación de Bullrich, quien prometió ir pero por alguna razón posterga su arribo. Especulan que aparecerá al final de la campaña. 

Elisa Carrió con dirigentes de La Pampa. 

Hubo llamados para que se den una vuelta los radicales Martín Lousteau y Martín Tetaz, pero por ahora dijeron no tener lugar en la agenda. No será fácil convencerlos: en las primarias apostaron al candidato  Hipólito Altoaguirre, que perdió contra el también radical Daniel Kroneberger, quien para ganarle se alió al PRO local.

Lleva como segunda en la lista a Victoria Huala y su primer diputado es Martín Maquieyra, ambos del partido presidido por Bullrich. Se eligen tres diputados y si JxC se impone ingresará a la Cámara baja  Evangelina Remis y perderá su lugar que tiene  peronista Ariel Rauschenberger, quien tiene la misión de defender a La Pampa cada vez que discute el presupuesto en la Cámara baja. Su lista la lidera Varinia Lis Marín, hija del histórico dirigente del PJ Rubén Marín.

 El gran punto flojo del peronismo en septiembre fue General Pico, la segunda ciudad en importancia y que por primera vez no tendrá ningún representante en la lista de senadores de esa fuerza, un error que por estas horas se reprochan entre los dirigentes.

Además de la presión del gobernador Sergio Ziliotto, esperan llamados de su antecesor Carlos Verna, capaz de movilizar a intendentes que no estuvieron muy activos en septiembre y siguen reacios a convivir con el kirchnerismo que Verna combatió cuando Cristina estuvo en la Rosada. Cada recurso cuenta. 

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
3
Por la foto, parece que el precio de lilita para hacer campaña es un lemon pie...
2
.... la pampa y el sur de buenos aires no estan exentos de empezar a sentir el rigos de las tomas, incendios y actos de vandalismo del pseudo monto mapuchaje....., habrá que ver si los pampeanos entregan el ogt por una cocina y una garrafa......, después no se quejen cuando en el sur pampeano no se pueda vivir en paz ...., los montoneros están enseñando a aterrorizar pueblos aislados como en los 70......
1
La Pampa esta en manos del peronismo tradicional (como santa fe), no del kirchnerismo, si se da vuelta la eleccion ahi, es a pesar del kirchnerismo, no por el kirchnerismo...si llegan a la proeza, el primer discurso va a ser "no tenemos nada que ver con la rosada"