Perú
Se tensa la relación entre Castillo y el Congreso y en el Gobierno hablan de "una ofensiva para destituirlo"
El Congreso aprobó una modificación constitucional que limita las facultades del Presidente y podría activar la vacancia para destituirlo. El Gobierno pidió la intervención del Tribunal Constitucional.

El gobierno de Pedro Castillo está llevando una carrera contrarreloj para lograr la aprobación del nuevo gabinete y trabaja para lograr los votos en el debate de esta noche. A su vez. el Congreso está tensando la relación con el Ejecutivo luego de un cambio en la Constitución sobre la "Cuestión de confianza", una herramienta clave para el Presidente.

 Por eso, el oficialismo tuvo que realizar una presentación ante el Tribunal Constitucional con el fin de garantizar "el equilibrio entre poderes". Lo que buscan es que el máximo tribunal se pronuncie sobre inconstitucionalidad contra la ley de interpretación auténtica sobre la cuestión de confianza que fue aprobada en el Congreso. 

"Se solicita al Tribunal Constitucional que declare la inconstitucionalidad total de la ley, por razones de forma y fondo y por cuanto contraviene las disposiciones de la Constitución Política del Perú de 1993 y la Ley Orgánica del Tribunal Constitucional", indica la demanda.

Los cambios en el gabinete de Castillo dejan al gobierno peruano al borde de la ruptura 

Así, el documento expone que lo aprobado por el Parlamento va en contra del artículo 43° de la Constitución, el cual reconoce el principio de separación de poderes "que comprende el equilibrio y balance" entre el Ejecutivo y el Legislativo.

Además se vulnera el artículo 102°, inciso 1 de la Constitución acerca de "la competencia del Congreso para interpretar las leyes"; el artículo 118º, numeral 3, "que reconoce la competencia del Poder Ejecutivo para dirigir y ejecutar la política general del Gobierno" y los artículos 132º y 133º, que tratan sobre la cuestión de confianza facultativa.

LPO dialogó con Eduardo Salmón, politólogo por la PUCP, quien explicó que "el Gobierno tuvo que acudir al Tribunal Constitucional por razones políticas y legales. Es muy de conocimiento básico en Perú que el único capaz de interpretar el sentido de la Constitución es el Tribunal Constitucional. El Congreso está tomando potestades del TC y nuestro sistema, al ser semipresidencialistas, otorga herramientas de balance de poderes". "La cuestión de confianza es el arma del Ejecutivo para limitar al Legislativo, mientras que el Parlamento tiene otras armas como la vacancia, negar el derecho de confianza o interpelar ministros", añadió el especialista.

Salmón sostuvo que "al quitarle el arma de defensa al Ejecutivo se genera un desbalance. En Perú no hay equilibrio de poderes y eso es una situación grave y por eso tiene que acudir al TC".

Sobre la posible respuesta de los supremos, el Gobierno se aferra a los antecedentes en donde plantearon que no es posible limitar la cuestión de confianza. "Esto es central en su política del Estado, le permite establecer prioridades y al sacar este equilibrio, el gobierno tambalea. Es muy probable que estén allanando a camino a fuerzas antidemocráticas para avanzar en una destitución del Presidente", detalló Salmón. 

En Perú no hay equilibrio de poderes y eso es una situación grave

La Corte estaba integrada por 6 jueces pero dos magistrados considerados progresistas no estarán presentes en el tratamiento. Uno falleció y el otro está a la espera de un trasplante de pulmón configurando al TC con un perfil conservador.

Si bien la aprobación de Gabinete seguramente sea ratificado, la oposición está diseñando una estrategia para presentar una moción de vacancia para destituir a Castillo y mantener en el poder a la titular del Congreso, Mariá del Carmen Alva Prieto, pero, según plantearon consultadas por LPO, está esperando el momento. 

Mariá del Carmen Alva Prieto, presidenta del Congreso.

Castillo decidió conformar un Gabinete moderado y alejado del ala dura de Vladimir Cerrón, encabezado por la progresista Mirtha Vazques para lograr consensos con los bloques independientes de centro.

Sobre este punto, Salmón planteó que "la pregunta es si esto es suficiente para crear un clima de estabilidad. Yo creo que no, seguirán generando interpelaciones y censuras hasta lograr el camino de la vacancia". "Otra gran pregunta es que quiere el ala conservadora, su lógica parece ser que aunque perdieron las elecciones quieren todo".

Castillo debe afrontar esta situación en medio de un quiebre con su partido, Perú Libre. Los cambios de nombres dejaron heridos al sector liderado por el comunista, Vladimir Cerrón, que adelantó que el bloque no apoyará al nuevo Gabinete. 

Crisis en Perú: Castillo pidió la renuncia de todo su gabinete y se aleja de su ala de izquierda

La ruptura puede terminar con tres espacios dentro del Congreso: el ala cerronista de izquierda, los maestros leales a Castillo y los que defienden intereses particulares, como los cocaleros que viene de realizar un paro, que tendrán una relación de negociación constante con el Ejecutivo. 

Si bien la aprobación de Gabinete seguramente sea ratificado, la oposición está diseñando una estrategia para presentar una moción de vacancia para destituir a Castillo y mantener en el poder a la titular del Congreso, Mariá del Carmen Alva Prieto, pero, según plantearon consultadas por LPO, está esperando el momento.

Salmón aseguró que "están muy débiles, no tienen cuadros, los funcionarios no están calificados o tienen muchos antecedentes de corrupción. No son rostros que le sumen al gobierno". 

"Castillo puede retener a la mayoría de los asambleístas. Es consciente que no puede romper de golpe y por eso dudo tanto para cambiar al premier anterior, Guido Bellido. Ahora, el ex abogado de Cerrón es ministro del Interior, es el ramo de olivo final que le da a Castillo al ala cerronista", añadió. 

El académico considera que "para lograr una mayor gobernabilidad, Castillo debe recordar que su mayor soporte es la población en la calle. Debería tomar más medidas concretas y apuntalar sus políticas para tener apoyo social porque lo va a necesitar ante la inminencia de la vacancia". 

Castillo lanzó una reforma agraria pero promete que "no habrá expropiaciones"

"Se tiene que apoyar en los sectores moderados porque el Congreso tiene el camino claro. En el fondo hay presiones para deslegitimar al gobierno y darle forma a la vacancia. Hablan públicamente que Castillo no tiene capacidad moral permanente, justo la denominación de la figura constitucional para la destitución", advirtió. 

En esa línea, Salmón apuntó que "es evidente que van a petardear al gobierno para sacarlo. Hay un sector que no asume la victoria de Castillo y siguen hablando de comunismo cuando el ministro de Economía, Pedro Francke, invita al FMI para que supervise la situación fiscal".

"No les importa violar la Constitución para defender su propio interés y mantener el status quo  que rechaza cualquier cambio mínimo. Ese es el mandato de Castillo, que fue votado no por ser de izquierda sino por representar una posibilidad de cambio", culminó el analista peruano.

Fuentes cercana al Gobierno confirman que se viene meses claves para Castillo y barajan que luego de la aprobación del Gabinete el próximo 25 de octubre, empezará un proceso para destituirlo. "La derecha es la derecha, tenemos que construir consensos, demostrar que somos serios y movilizar a la población en caso de ser necesario", explican.

Mirtha Vasquez tendrá una prueba de fuego en la votación de confianza que el Parlamento deberá aprobar o rechazar esta noche en donde se verá la correlación de fuerzas de Castillo para frenar cualquier ofensiva contra su mandato.


Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
4
La destitución del presidente peruano por parte del Congreso ha llamado bastante la atención de la opinión pública internacional, debido a que, con ese proceso de control legislativo, la nación suramericana pasa a ser titular del inestable récord de tener en los últimos cuatro años igual número de presidentes, dos de los cuales arribaron al poder gracias a la voluntad de los congresistas. Esta situación es propia de Estados con sistema de gobierno parlamentario, como es el caso de Italia, país que, producto de varios procedimientos parlamentarios, desde 1946 a la fecha registra 66 gobiernos.

A simple vista, Perú parece ser gobernado por un rígido sistema presidencialista. Sin embargo, cuando se examinan la composición y el diseño constitucional del Poder Ejecutivo peruano, se pueden constatar ciertos rasgos que hacen de su gobierno un régimen semipresidencialista o semiparlamentario, en el que se combinan elementos del presidencialismo y del parlamentarismo, como sucede en Francia y en Haití.

La Constitución Política del Perú configura un Poder Ejecutivo integrado por dos figuras: el presidente de la República, quien es elegido por el voto popular; y el presidente del Consejo de Ministros (Primer Ministro), designado por el Congreso previa propuesta del jefe de Estado. En sus artículos 118 y 123 el referido texto constitucional confiere al presidente de la República funciones ejecutivas propias de jefe de Estado, y al presidente del Consejo de Ministros las atribuciones de un jefe de Gobierno.

El carácter semipresidencialista del Poder Ejecutivo peruano también se pone de manifiesto en el hecho de que tanto la elección como la permanencia del presidente del Consejo de Ministros dependen de la mayoría de los votos en el Congreso, pues los legisladores no sólo deben ratificarlo, sino que también pueden iniciar un proceso de moción de censura para removerlo del cargo. Además, contrario a lo que ocurre en los rígidos gobiernos presidencialistas del resto de América Latina, el semipresidencialismo peruano amplia las causales de destitución del presidente de la República por parte del Poder Legislativo.

Las constantes crisis políticas en Perú son en gran medida potencializadas por un peculiar sistema de gobierno que, ante las tradicionales pugnas entre la Presidencia y el Congreso, no ofrece a una inmadura democracia suficientes garantías de estabilidad institucional. (Subo este texto para opinar con fundamentos sobre el sistema semipresidencialista peruano).
3
Esto les pasa a los peruanos por modificar su vieja Constitución Nacional y meter ese engendro semipresidencialista !!! Si es por la vía constitucional, el actual Presidente está con una patita afuera del gobierno !!! Si hubiesen mantenido el régimen presidencialista el Presidente no estaría tan debilitado en su poder !!!
2
Tienen la politica dinamitada cuando en una elección tenes a Keiko Fujimori y al Sombrerero Loco. Buena suerte Perú!
1
No llega al año, lo dije antes de que asumiera.
Peru no es Nicaragua, el Salvador, o alguno de esos "paises" ridiculo caribeños, este muñeco literalmente analfabeto no puede gobernar ni un consorcio.