España
La derogación de la reforma laboral de Rajoy desata una nueva crisis entre Podemos y el PSOE
Los socialistas buscan conservar algunos puntos de la ley mientras que Unidas Podemos considera que no se está respetando el pacto electoral y amenaza con romper.

La derogación de la reforma laboral del ex presidente Mariano Rajoy vuelve a tensar la convivencia entre los socios de gobierno español. Unidas Podemos considera que la vicepresidenta primera y ministra de Economía, Nadia Calviño, está torpedeando la tarea de Yolanda Díaz, y por eso pidió una reunión "urgente" de la mesa de seguimiento del acuerdo de coalición.

"Necesitamos abordar la gestión y ejecución de los compromisos de coalición", adelantó esta mañana Ione Belarra, ministra de Derechos Sociales y líder de los morados. Desde el PSOE intentan bajar el tono al malestar, pero lo cierto es que la reforma de 2012 es un punto sensible dentro del Ejecutivo.

Desde su creación hace casi dos años, es una de las pocas veces que Podemos y el PSOE hacen uso de la mesa de seguimiento del acuerdo de coalición, una herramienta para resolver las discrepancias puertas adentro y vigilar que se cumplan los acuerdos programáticos. En este sentido, la recuperación de "los derechos laborales arrebatados por la reforma laboral de 2012" forma parte de los compromisos firmados por Pedro Sánchez y Pablo Iglesias a finales de 2019.

Necesitamos abordar la gestión y ejecución de los compromisos de coalición

La vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo viene preparando un informe en el cual explica, entre aspectos negativos de la actual legislación, las deficiencias de la negociación colectiva. Ese documento será entregado a la Comisión Europea para que evalúe los cambios que se propone España en materia laboral para acceder a los fondos comunitarios de recuperación de Next Generation EU.

Yolanda Díaz, vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo.

Durante el congreso confederal de la Confederación Sindical de Comisiones Obreras (CCOO), Calviño llamó a avanzar en un "paquete equilibrado" para derogar los puntos más conflictivos de la reforma de Rajoy. "A partir de estas próximas semanas tenemos que empezar a trabajar intensamente con los agentes sociales", dijo la titular de Economía. Esas declaraciones encendieron las alarmas de Podemos, que ve una actitud de "injerencia" en las competencias de Díaz.

Los morados recelan el reciente pacto de su socio mayor con el PP para renovar los órganos constitucionales, en particular por la composición de los mismos, que contrasta con el ritmo de los acuerdos de coalición en temas centrales como el precio de la luz o la regulación de los alquileres

La reunión buscará dejar en claro los compromisos de los socios de coalición, donde la derogación de la legislación laboral ocupa un lugar privilegiado, pero también las funciones asignadas a cada área. Podemos ha exigido recientemente a los socialistas que además avance en la anulación de la llamada Ley Mordaza, otra norma de la era Rajoy.

Los socialistas confían en los acuerdos alcanzados en materia de prestaciones sociales, como la prórroga del "escudo social", la velocidad con la que acordaron los presupuestos para 2022 y la Ley de Vivienda, que el Consejo de Ministros tiene previsto abordar el próximo martes. Pero los morados recelan el reciente pacto de su socio mayor con el PP para renovar los órganos constitucionales, en particular por la composición de los mismos, que contrasta con el ritmo de los acuerdos de coalición en temas centrales como el precio de la luz o la regulación de los alquileres. 

Díaz aclaró que el debate es de contenidos y no de personas y aseguró que "es conocido que hay una parte del Gobierno que no quiere cambiar el modelo de relaciones laborales". Sin embargo, rebajó las expectativas de la mesa de seguimiento del pacto de coalición con el PSOE, prevista para este lunes, que fue convocada el viernes pasado por los morados tras advertir la "injerencia" de Calviño.

Es conocido que hay una parte del Gobierno que no quiere cambiar el modelo de relaciones laborales

Por su parte, la coportavoz de Podemos, Isa Serra, fue más categórica contra los socios de gobierno y declaró que "lo importante es saber cuál es el nuevo marco de relaciones", en referencia a la reunión de la mesa. "No vamos a permitir que Calviño haga una reforma laboral al servicio de la patronal", disparó.

Nadia Calviño en el confedeal de la CCOO.

Con todo, Sánchez apoyó a Calviño y dijo que aquello que los morados interpretan como injerencia en realidad es parte de la "colaboración" de otra integrante del Ejecutivo, al que compete en su totalidad la reforma en juego. Desde el PSOE quieren acortar la brecha que separa a la patronal de las reformas que diseña el Ministerio de Trabajo en lo que refiere a la temporalidad de los contratos, la subcontratación y la negociación colectiva.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.