Cataluña
Puigdemont esquiva la justicia española y pone un pie en Barcelona con una oficina financiada por Europa
"Para nosotros supone poner la frontera del exilio en medio de Barcelona", asegura a LPO Aleix Sarri, encargado de la oficina y asesor de Puigdemont en el Parlamento europeo.

El líder independentista Carles Puigdemont abrió hoy su oficina de europarlamentario en el centro de Barcelona, una iniciativa pionera en el país, con la que busca acercarse a sus electores y afianzar su estrategia europea mostrando que puede hacer política libremente al amparo de la UE incluso en España, mientras el Tribunal Supremo español insiste en arrestarlo.

El local, ubicado en el turístico y bullicioso barrio del Born de la ciudad condal, un punto emblemático para el independentismo, será la ventana que permitirá a Puigdemont y los también eurodiputados Toni Comín y Clara Ponsatí mantener un contacto más cercano con sus simpatizantes y votantes, quienes podrán hacerles llegar mensajes, propuestas y críticas, así como debatir con ellos por videoconferencia.

La iniciativa es totalmente legal y cuenta con financiación del Parlamento Europeo, institución que otorga fondos a sus miembros para utilizar en lo que se conoce como "constituency", una práctica parlamentaria anglosajona que los británicos trasladaron a la UE para que los diputados europeos puedan entablar relación más directa en sus territorios de origen.

La detención de Puigdemont activó una alianza de los independentistas catalanes con los nacionalistas de Cerdeña

"Para nosotros supone poner la frontera del exilio en medio de Barcelona", asegura a LPO Aleix Sarri, encargado de la oficina y asesor de Puigdemont en el Parlamento europeo.

"Cataluña, Bruselas, Estrasburgo", puede leerse en uno de los cristales laterales a través de los cuales se visibiliza una foto gigante de los tres políticos independentistas convertidos en europarlamentarios tras haber huido al corazón de Europa hace cuatro años para no ser juzgados en España por el intento fallido de secesión de 2017.

Para nosotros supone poner la frontera del exilio en medio de Barcelona

Mientras el Supremo español no renuncia a lograr la extradición de los líderes secesionistas y el Partido Popular (PP) y Vox presionan al gobierno de Pedro Sánchez para que apoye al juez Pablo Llanera, los independentistas dan un paso más en su intento por demostrar que España se está actuando de una forma similar a la de Polonia, al no respetar la jerarquía de la justicia europea.

Para los independentistas catalanes resulta evidente que pese a la persistencia del Supremo - y ahora también del Constitucional español que avaló la vigencia de las órdenes de detención-, España no puede evitar que Puigdemont y sus compañeros hagan política con una oficina a pie de calle, amparados por la UE.

Aleix Sarri, asesor de Puigdemont y encargado de la oficina.


"La apertura de esta oficina parlamentaria es la demostración de que el derecho europeo prevalece sobre el derecho del Estado en la Unión Europea, como bien saben en Bruselas y como se está discutiendo en Polonia, pero que también se aplica al Estado español", remarcó Sarri.

"Ahora vemos una gran polémica en Polonia - el Constitucional sentenció en contra de la primacía del derecho comunitario-, pero ellos utilizan el precedente del estado español intentando negar los derechos políticos de los exiliados, de su inmunidad", advierte el asesor de Puigdemont.

La oficina ya abrió sus puertas a la ciudadanía, pero todavía no ha sido inaugurada oficialmente, aunque la idea es hacerlo con la presencia virtual de Puigdemont, Comín y Pontosí.

La apertura de esta oficina parlamentaria es la demostración de que el derecho europeo prevalece sobre el derecho del Estado en la Unión Europea, como bien saben en Bruselas y como se está discutiendo en Polonia, pero que también se aplica al Estado español

No obstante, algunas personas se acercaron a dejar su mensaje en el libro de visitas: "Muchísimas gracias por la iniciativa. Los sentimos todavía un poco más cerca. Hasta la victoria final. Preparémonos, lo haremos", escribió Roser, una de las primeras visitantes.

El nuevo búnker de Puigdemont está ubicado en la calle Bonaire número 2, junto a la plaza de les Olles, a pocos metros del Fossar de les Moreres, lugar emblemático del independentismo catalán, que recuerda a los caídos en la defensa de Barcelona frente a las tropas borbónicas en 1714. Por lo tanto, ellos mismos destacan que es un "símbolo de la resistencia y de la lucha por la libertad".

"El movimiento catalán no está unido"

"Europa se defiende desde la burbuja de Bruselas pero sobre todo se tiene que defender a pie de calle. España lo ha intentado todo para impedir o dificultar nuestro trabajo como representantes de los europeos; nosotros luchamos con todas las herramientas. Por eso rodeamos el mundo y volvemos al Born", escribieron en Twitter los europarlamentarios independentistas de Junts x Cat - Lliures per Europa, al anunciar la apertura de la oficina en Barcelona.

"Es una gran contradicción que nosotros, como eurodiputados, tengamos la financiación y la capacidad para abrir una oficina en nuestro país, pero en cambio no la podemos visitar libremente" añadieron los europarlamentarios catalanes, quienes recuerdan que su derecho político está reconocido por 26 de los 27 países de la UE- todos menos España-.

Con la apertura de su oficina de europarlamentario, el ex presidente catalán avanza con su hoja de ruta, que pasa por tener voz propia en Cataluña -sin sus propios intermediarios de Junts- y a la vez, lograr que el conflicto entre Cataluña y España quede instalado en Europa y se dirima por medio del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE).

La semana pasada, después de que el Tribunal Constitucional avaló la vigencia de la euroórden contra Puigdemont, el abogado del líder independentista, Gonzalo Boyé, presentó un nuevo recurso de súplica en el que asegura que el órgano se situó en "abierta rebeldía frente al derecho de la UE y desconoce la jurisdicción del TJUE".

La propia justicia italiana dejó en suspenso el proceso de extradición de Puigdemont- quien fue detenido en Cerdeña y luego liberado, por considerar que la Justicia europea debía pronunciarse primero sobre su inmunidad y la competencia de juez Llanera para reclamarlo.

En un discurso reciente en De Pinte, Flandes, durante un acto partidario de N-VA, el partido que gobierno, Puigdemont aseguro que su objetivo "es volver a Cataluña como hombre libre"- con el aval de la Justicia europea- "y levantar la suspensión de la Declaración de Independencia de Cataluña para hacerla efectiva".

Es por eso que el ex President no quiere que el presidente catalán, Pere Aragonès, hable por él con el Estado español. "Pido que no interfieran en nuestra estrategia buscando atajos que no queremos", dijo.

"Estamos convencidos de que Puigdemont tiene derecho a su inmunidad y, por lo tanto, puede visitar territorio catalán. No obstante, esta es una decisión de la Justicia europea y llegará cuando tenga que llegar", apuntó Aleix Sarri, la nueva voz del espacio que conecta a Puigdemont y sus seguidores en Cataluña. 

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.