Elecciones 2021
Sugestiva foto de De la Sota con el primer intendente de Cambiemos
La primera candidata de Hacemos por Córdoba fue recibida por Pedro Dellarossa, quien está molesto por haber sido excluido de las listas de Juntos por el Cambio.

Pedro Dellarossa, el intendente de Marcos Juárez, el primero en ser electo en todo el país bajo el sello "Cambiemos", posó con Natalia de la Sota y abrió las especulaciones respecto de su futuro inminente: el caudillo de la zona núcleo quedó molesto y disconforme por la interna de Juntos por el Cambio y por el ninguneo hacia su figura, que cosecha una altísima imagen en el sudeste cordobés.

En tren de campaña, De la Sota viajó a Marcos Juárez y logró el "gesto" de Dellarossa. "Pedro tiene excelente relación con todos los ministros, es escuchado y valorado. El gesto hacia Natalia puede interpretarse como el inicio de un acercamiento hacia Hacemos por Córdoba", dicen en el peronismo provincial.

Dellarossa expresó su malestar con la interna de Juntos por el Cambio; al punto que participó del acto de lanzamiento de Mario Negri y Gustavo Santos, que se hizo en Marcos Juárez, y a las pocas semanas acompañó a Luis Juez y Rodrigo de Loredo. Por lo bajo hizo saber de su enojo por el destrato: tenía expectativas de que alguna de las bancas en Diputados fuera para él o su sector.

Marcos Juárez es llamado el "kilómetro cero" de Cambiemos, porque Dellarossa fue el primer intendente electo en el país con ese sello, en septiembre de 2014. Distintos lanzamientos de campañas nacionales se hicieron por este simbolismo en la ciudad corazón de la zona núcleo.

En 2018, Dellarossa superó con el sello de Juntos por el Cambio a Hacemos por Córdoba y retuvo la intendencia, otra noche de festejos que Marcos Peña nacionalizó un año antes de las generales que dieron por finalizado el ciclo Macri. En esta oportunidad, Dellarossa esperaba que el reconocimiento fuera más que simbólico.

En el peronismo cordobés entienden que el "gesto" de recibir a De la Sota en medio de la campaña tiene una lectura hacia el 2022, cuando Dellarossa ponga en juego la Municipalidad de Marcos Juárez, pero sin ser él candidato. Hasta ahora, una ley impide dos reelecciones consecutivas.

"Es un intendente con excelente diálogo con el gobernador y todos los ministros; es acompañado en la gestión y contenido en lo político. A nadie le extrañaría que se sume al Gobierno de Schiaretti", explicó una fuente del Gobierno provincial, aclarando que por ahora todo está en el plano especulativo.

El contexto es la insistencia de Juan Schiaretti en promover el "partidos cordobés", su propia versión de movimientos provincialistas. Una figura como la de Dellarassa cotiza en alza en ese proyecto político de mediano plazo.

En Marcos Juárez, Natalia de la Sota repitió con los candidatos de Juntos por el Cambio y el Frente de Todos son terminales de "padrinos porteños". "Cuando planteamos la necesidad de discutir sobre el modo en que se distribuyen los subsidios, notamos la incomodidad que generó en otras fuerzas políticas. Y eso se explica porque implicará quitar beneficios a Buenos Aires, que es donde viven los jefes políticos de Juntos por el Cambio y el Frente de Todos", dijo De la Sota en el kilómetro cero de Cambiemos.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
2
En Cordoba si queres ganar a algo, tenes que ser macrista.
1
Nos fumamos al padre, ahora a la hija, en 10 años por qué no a la nieta y la dinastía de simios drogados nunca acaba. Que hermosura.