Senado
Cristina perdió el quórum en el Senado por las derrotas en La Pampa y Chubut
Tendrá 35 bancas, pero podrá alcanzar el quórum con aliados de Río Negro y Misiones. La UCR dominará Juntos y Schiaretti tendrá un representante.

Cristina Kirchner se quedó sin quórum propio en el Senado por las derrotas en 6 de las 8 provincias que eligieron representantes de esa Cámara, aunque podría alcanzarlo si sostiene como aliados al rionegrino Alberto Weretilneck y la misionera Magdalena Solari Quintana, referentes de sus gobiernos provinciales. En estos dos años votaron casi todas las leyes enviadas por el Gobierno, pero ahora sus aportes serán decisivos.

La vicepresidenta no consiguió revertir la derrota en La Pampa y en Chubut, las únicas dos provincias donde tenía alguna esperanza de mejorar. Sí pudo ratificar los triunfos en Catamarca y en Tucumán, en este caso con una diferencia de sólo 2 puntos. Una derrota en esa provincia le hubiera quitado chances de abrir una sesión sin tocar la puerta de un opositor raso.  

Juntos ganó en La Pampa y le complica el quórum a Cristina

El Frente de Todos quedó lejos de retener la banca de Carlos Caserio en Córdoba, que fue para Alejandra Vigo, la esposa del gobernador Juan Schiaretti, el tercer partido provincial que tendrá representación en la Cámara alta. Como explicó LPO, el mandatario empezará este lunes a armar una fuerza propia alejado de la grieta. Cristina ni lo considera.

El rionegrino Alberto Weretilneck. 

El oficialismo no pudo evitar las previsibles derrotas en Mendoza, Corrientes, Santa Fe y de esa manera tendrá 35 bancas, a dos del quórum propio que en estos dos años mantuvo sin problemas y le permitió marcar la agenda sin pedir permiso.

Pero podrá mantenerlo si Weretilneck y Solari Quintana mantienen la condición de aliados que tuvieron estos dos años. De mínima, se espera que para ayudar reclamen medidas para sus provincias, gobernadas por partidos provinciales. Pero hasta ahora jamás se mostraron proclives a seguir una agenda de la oposición.   

Otro desafío para el oficialismo es sostener la unidad. Como relató LPO, hasta esta semana el jefe de Gabinete Juan Manzur trató de contener los intentos de rebelión de algunos referentes de Entre Ríos y San Juan, motorizada por los gobernadores Gustavo Bordet y Sergio Uñac, quienes terciaron a favor de Alberto cuando se peleó con Cristina por los cambios de Gabinete. Por ahora, en la Rosada creen que no es momento de exhibir divisiones y tratan de contenerlos .   

Juntos tendrá 34 votos, uno menos que el FdT. 19 serán de la UCR, 9 del PRO y el resto para referentes provinciales: Luis Juez (Frente Cívico de Córdoba), el tucumano Germán Alfaro, Roberto Basualdo (San Juan) Juan Carlos Romero (Salta), Clarita Vega (La Rioja) y Lucila Crexell (Neuquén). 

Los últimos tres funcionaron estos dos años como aliados fijos de Juntos y en los próximos días definirán si continúan así o se alinean al interbloque. Mientras que Juez sondea armar una federación de partidos provinciales del frente que tenga una pata en la mesa de conducción y se haga valer en el Senado.

En el PRO asumirá la puntana Gabriela González Riollo en reemplazo de Claudio Poggi, quien fue electo diputado nacional. Se trata nada menos que de la ex secretaria de Gabriela Michetti.  

La misionera Magdalena Solari Quintana.

Al margen de la dinámica interna, que no evitará duros debates puertas adentro, se descarta que Juntos mantendrá a sus 34 senadores. No alcanzarán para bloquear el quórum si Cristina consigue los aliados de Río Negro y Misiones, pero si alguno no cede nadie podrá tocar la campanita.

El Senado tiene peso propio, porque toma decisiones como nombrar jueces, diplomáticos y militares, que pasan por la estratégica Comisión de Acuerdos que preside Anabel Fernández Sagasti, la mendocina cercana a Cristina y reelecta este domingo. 

Las comisiones volverán a repartirse en diciembre. Con el bloque más grande, el oficialismo exigirá sostener las presidencias, pero necesita el número para votar.  

Al margen de los amargues de ruptura, no peligra la continuidad de José Mayans como jefe del frente de todos, mientras que en Juntos Martín Lousteau intentará tener la presidencia del interbloque y desplazar a Luis Naidenoff, referenciado en Gerardo Morales. Ambos se pelearán por la presidencia del Comité nacional en diciembre. Y ahí definirán todo. Se supone. 

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
5
Neuquén, Río Negro y Misiones a través de sus senadores deben estar con una sonrisa...
4
Tu tiempo de hegemonía terminó.

Vos y el payaso que nos pusiste en la presidencia son los absolutos responsables de esta derrota.

Volvé a unidad ciudadana de dónde jamás deberías haber salido.
3
Hay que admitir que si el gobierno pudo lograr una remontada impresionante es en parte por la reaccion de Cristina. Creo que con sus contrapuntos intensos, la dupla Alberto-Cristina, sigue funcionando. Ahora a no dormirse. Hay que ir por las reformas profundas, justicia, endeudamiento ilegal, laboratorios, ley de medios, trabajo y sobre todo, comida en las mesas de todos. Quiero agradecer tambien a los que desde la oposicion comentan, aunque agredan, no importa. Demuestra que la libertad de expresion esta muy vigente. Tambien se construye desde la critica
2
La multichorra multiprocesada está....nerviosssshhhha.
1
ahora sacarles los fueros, meterla presa, que diga de donde salio la guita, meterla presa a ella, boudou, de vido, pero presos en serio, no en prision domiciliaria. dalre el boleto de vuelta a kicillof para que se vuelva aal puerto de odessa, de donde vino. A zannini, zaffaroni, carlotto, bonafini, parrilli, darles el boleto de vuelta al puerto de genova, para que vayan a explicarle a los tanos las bondades del comunismo.