Vaca Muerta
Exclusivo: El gobierno analiza crear un Cammesa del gas para participar de las ganancias exportadoras
Energía evalúa cómo participar de la renta que genera el mercado gasífero. La cotización internacional del GNL más que cuadruplica lo que se paga en la cuenca neuquina.

 Con el precio internacional del gas por las nubes, y el fenomenal aumento de la producción de Vaca Muerta, el Estado Nacional ve una oportunidad para participar del ancho margen de rentabilidad que en esta coyuntura brindan los hidrocarburos.

El GNL cotiza en el mundo cerca de los 15 dólares el millón de BTU mientras que Argentina paga un promedio de 3.5 por millón de BTU extraído de la cuenca neuquina.

Vaca Muerta ya produce más gas que Bolivia que enfrenta un declive fuerte de producción

Es por eso que la Secretaría de Energía evalúa trasladar a los hidrocarburos el esquema de la energía eléctrica, donde Cammesa concentra la oferta y la demanda del mercado, como intermediaria entre las generadoras y la distribución y comercialización. En este caso el intermediario sería Ieasa.

"Hoy Cammesa está ganando fortunas con las exportaciones a Brasil que atraviesa una crisis energetica sin precedentes", afirma un ex funcionario de la cartera. Tal es así que parte de esas ganancias, según lo que proyecta el gobierno, se van a destinar a la construcción del gasoducto Nestor Kirchner.

Es correcto que participe el Estado, que se apropie de un margen, sobre todo si el destino final redunda en inversiones para el sector.

Desde el sector privado no demoraron las objeciones: "Va contra lo acordado en el Plan Gas, porque esos cupos exportables que ahora quiere manejar Ieasa ya están pautados entre privados, y ahí se mete el Estado para participar de las ganancias".

Lo cierto es que se desconoce si la medida apunta a participar sobre nuevos excedentes o por el contrario, como se trata de exportaciones interrumpibles, el gobierno las interrumpirá a través de Ieasa.

El destino de las exportaciones es Chile, país importador neto de Gas, que hasta fines de la década del 90, contó con energía gracias al recurso que se inyectaba desde los gasoductos de Argentina. En el año 2004, dado los problemas de abastecimiento local, el país restringe esas exportación. Desde entonces Chile desarrolló las instalaciones para re gasificar GNL importado en plata.

A Chile le conviene, porque así sea que el precio que pague por el gas argentino supere los 3.5 dólares que establece el Plan Gas, siempre va a ser mas barato que el que provenga del norte. No solo por la fenomenal crisis energética que atraviesa el mundo, sino también porque al otro lado del hemisferio es invierno, y la demanda sube.

Es así que el país andino gana con el diferencial de precio que se obtiene por factores estacionales.

Las voces mas reticentes del sector calificaron la movida como una "nacionalización del comercio exterior del gas" lo que para la mayoría resulta un tanto exagerado. "Visto desde un enfoque de política pública es correcto que participe el estado, que se apropie de un margen, sobre todo si el destino final redunda en inversiones para el sector".

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.