El abogado de Lagomarsino pedirá que citen a declarar a Cristina en el caso Nisman
"Parecen intentos de encubrir", dijo el letrado. Los fiscales reclaman que deje de interferir en la investigación.

Maximiliano Rusconi, el nuevo abogado de Diego Lagomarsino, anunció que pedirá que Cristina Kirchner y Aníbal Fernández sean citados a declarar como testigos en la causa en la que se investiga la muerte del fiscal Nisman.

Lagomarsino es el hombre que entregó a Nisman el arma que apareció junto al cadáver y el Gobierno eligió centrar en él todas las sospechas del caso. La Presidenta llegó a arriesgar que fue parte de una conspiración junto al Grupo Clarín, basada en que su hermano trabaja en un estudio de abogados que tiene como cliente al multimedios.

Rusconi, un ex fiscal que fue abogado de Carlos Menem en la causa por el contrabando de armas a Ecuador y Croacia, asumió ayer la defensa de Lagomarsino y eligió cambiar la estrategia. Esto incluirá una conferencia de prensa que realizarán ambos esta tarde.

En una entrevista con radio Mitre, Rusconi adelantó que pedirá que citen a declarar como testigos a Cristina y Aníbal Fernández, por los datos que fueron brindando de la investigación, en especial sobre su defendido. "Parecen intentos de encubrir la investigación", se quejó.

"Es muy sorprendente como a raíz de la decisión de la Presidenta de involucrarlo en esta trama, aparecen programas de televisión que presentan a Lagomarsino como si fuera... Él es un muchacho que no puede creer lo que le está pasando", declaró el letrado. "Sería bueno que ella y el señor Aníbal Fernández se presenten a declarar como testigos. Noté que la Presidente tiene un montón de información y voy a pedir que los citen", avisó Rusconi.

"Son inauditas estas mentiras dichas en boca de la persona que tiene la responsabilidad de la primera magistratura y que ha lanzado las hipótesis que tiene en su cabeza sobre lo que sucedió aquí", declaró el abogado, que dijo que contó "cuatro o cinco hipótesis que tiene la Presidenta en su cabeza", todas "contradictorias".  

La acusación contra Lagomarsino

La Presidenta elaboró el lunes una extraña teoría sobre el técnico informático que trabajaba con Nisman. "Pudimos enterarnos que esta persona, Diego Ángel Lagomarsino, no es solamente un feroz opositor sino que además es el hermano de un importante ejecutivo del Estudio Saenz Valiente, socio del Grupo Clarín", afirmó.

"¿Si en lugar de que el arma perteneciera al señor Lagomarsino, íntimo amigo del fiscal y miembro de la Fiscalía, que investiga AMIA, y además un opositor a este gobierno, y hermano de un importante ejecutivo de las empresas vinculadas al Grupo Clarín, hubiera sido un fervoroso militante del Frente Para la Victoria, y además de eso hubiera tenido un hermano, con un importantísimo cargo en el Poder Ejecutivo Nacional, qué se estaría diciendo?", continuó.

Además, reveló un dato desconocido. "Tenemos información, a través del Ministerio del Interior, en la parte de pasaportes, que Lagomarsino comenzó a tramitar su pasaporte el día 14 de enero, día en que el Fiscal Nisman presentó su denuncia. Por supuesto, ese pasaporte fue retenido y no fue entregado. Seguramente la fiscal o la jueza de la causa requerirán información al Ministerio del Interior", indicó.

Esta mañana, Aníbal Fernández continuó apuntando a Lagomarsino, hasta ahora imputado por haberle dado el arma a Nisman. El secretario general de la Presidencia aseguró que el involucrado fue señalado por "hacer inteligencia" en marchas de familiares de las víctimas de la tragedia de Cromañón.

"A partir de las declaraciones de José Iglesias y Beatriz Campos (padres de víctimas), empieza a preocuparnos la situación de este señor que se ocupaba de hacer inteligencia dentro de las marchas", señaló.

"Dejen de interferir"

Al mismo tiempo, la Asociación de Magistrados y Funcionarios de la Justicia Nacional (AMFJN) volvió a pedir a Cristina y Aníbal Fernández que dejen de interferir en la investigación porque complican el trabajo de la jueza Fabiana Palmaghini y la fiscal Viviana Fein.

El fiscal ante la Cámara del Crimen y vicepresidente de AMJF, Ricardo Sáenz, pidió "dejar que estas dos magistradas trabajen tranquilas". "Si desde las más altas magistraturas del gobierno nacional opinan sobre la causa, opinan sobre la calificación del hecho y sobre la prueba, y sugieren pruebas, esto es claramente una interferencia", declaró.

En diálogo con radio La Red, Sáenz afirmó que "no es lo mismo escuchar qué opina tu familia cuando vas a comer que escuchar por televisión qué opina la presidenta, qué opina el secretario general de la Presidencia; eso es muy fuerte para un juez y un fiscal".

El vicepresidente de la AMFJN, entidad que quiso ser querellante en la causa pero fue rechazada, agregó que la procuradora General de la Nación, Alejandra Gils Carbó, "debería hacerle saber a la presidenta" que debe evitar volver a manifestarse sobre el asunto. "El artículo 109 de la Constitución (Nacional) dice que el presidente no se puede arrogar el conocimiento de causas", le explicó a Cristina.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
1
Lo q el abogado de Lagomarsino no entiende es q la reina del colifate no sólo es una abogada exitosa, sino q también es una experta investigadora de casos policiales. Una especie de Inspector Clauseau del subdesarrollo. Patético.