Seguridad
La Seguridad según el Presidente: sólo deseos
Por Jorge Luis Vidal
Los datos de seguridad del Presidente no se fundan en estadísticas públicas. Al limitar a las fuerzas como auxiliares de la justicia se olvida del rol social de defensa de la vida y los bienes de las personas y el trabajo de intervención y prevención de las violencias domésticas.

En el discurso de apertura de las Sesiones Ordinarias del Congreso de la Nación, el 1 de marzo de 2021, el Presidente Alberto Fernández se refirió en algunos pasajes a la política pública en la materia Seguridad.

Repasemos algunas de sus conceptos: "La seguridad es un derecho democrático y el Estado tiene la obligación de trabajar incansablemente para garantizarlo. Le hemos devuelto al Estado nacional su función primordial en la investigación criminal como respuesta ante el delito complejo y como política de prevención", aseguró.

Deberíamos preguntarnos aquí si lo expresado por el primer mandatario es sólo un deseo personal, ya que la realidad es muy distinta y distante de lo que dicen sus palabras, tal como cualquier ciudadano lo puede experimentar.

Droga secuestrada

"Estas políticas han dado resultados significativos: se detectaron más delitos que causan daños directos en la economía, a través de su impacto en la alimentación, la producción, la exportación y la importación. Y se han logrado reducir. En la política de drogas priorizamos la desarticulación de las organizaciones criminales dedicadas al narcotráfico y no la política de persecución del consumo que regía previamente. Incrementamos un 40 % el decomiso de kilos de marihuana respecto de 2019."

Como analista especializado en la Seguridad y lucha contra el Narcotráfico creo que a toda la ciudadanía nos gustaría contar de manera transparente con las estadísticas que menciona el Presidente, ya que sólo se cuenta con percepción debido a la falta de datos. Por otra parte, sólo menciona los secuestros de marihuana, una droga "blanda" a la cual muchos países están despenalizando. En Argentina, se despenalizó ya el uso medicinal. ¿No hay secuestros de cocaína? ¿heroína? ¿drogas de diseño? ¿o las estadísticas no son favorables?

¿Fortaleciendo la Seguridad?

"Con el Programa de Fortalecimiento de la Seguridad aportamos Fuerzas Federales en Buenos Aires e invertimos $3.000 millones de pesos para trabajar conjuntamente con la Provincia de Santa Fe en la prevención y reducción del delito."

Todavía falta trazar un verdadero Plan Integral de Seguridad, a nivel nacional y provincial. Incorporar gente para uniformarla de policía y amontonar móviles patrulla no es ningún plan.

"Por otro lado, hemos sido inflexibles ante los casos de violencia institucional y hemos devuelto a las fuerzas federales al paradigma de derechos que le corresponde a nuestra democracia. Seguimos trabajando para una seguridad democrática y una seguridad moderna. Las fuerzas federales tienen funciones muy claras. No serán utilizadas para carreras políticas ni para espectáculos mediáticos. Las fuerzas federales son auxiliares del Poder Judicial. Las fuerzas de seguridad no son juezas de la sociedad."

La seguridad es una construcción social, y las fuerzas del orden deben mantener este dentro de los lineamientos democráticos. Por ejemplo, deben velar por la vida y bienes de los ciudadanos, atender los ataques a la propiedad privada, responder en casos de violencia doméstica y prevenir las violencias, pero parece que eso no se entiende en este gobierno de científicos.

¿Estamos más seguros?

La respuesta que daría cualquier ciudadano, y que arrojarían las estadísticas si pudiéramos verlas, es que no nos sentimos más seguros. Esto, a pesar que la cuarentena decidida a partir de la irrupción de la pandemia de Covid-19, obligó a menores desplazamientos.

Pero el delito no se detiene, simplemente muta y más con la falta de señales claras de las autoridades.

La modalidad que usan los motochorros, la violencia intrafamiliar, así como las estafas telefónicas y cibernéticas tuvieron un crecimiento exponencial en 2020. ¿Alguien recuerda campañas masivas de prevención o sensibilización? ¿Se capacitó a las fuerzas policiales y los empleados judiciales sobre las particularidades emergentes en pandemia?

Aumentaron sí, los extraños casos de droga "encontrada" cerca de la frontera, "escondida" entre pastizales, pero en las que no se pudo detener a personas, ni se sabe quién las dejó u olvidó. O simplemente, las depositó y llamó a la fuerza de seguridad para darles la ubicación, mientras por otro lado pasaba el cargamento mayor. Foto del "encuentro" y todos felices...

Y con los delitos que ya se habían cometido... ¿se aprovechó a acelerar causas, pericias, trazar nuevas líneas investigativas? La respuesta a todo esto es un no. Se cerraron oficinas, o se atendió con menos personal, pero no se intentó aprovechar los tiempos muertos. La morosidad del Estado es alarmante, la falta de ideas de las autoridades es pavorosa. ¿Creemos que las bandas criminales no se aprovecharán de esto?


Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.