Alberto Fernández salió a desmentir su renuncia
Horas antes de reunirse con el campo, el Jefe de Gabinete aseguró hoy que en ningún momento pensó en renunciar a su cargo. Las declaraciones se dan en medio de rumores sobre posibles cambios en la jefatura de gabinete.
El jefe de gabinete de Ministros, Alberto Fernández, viene sufriendo un fuerte desgaste desde que se inició el conflicto agrario y hoy, hasta tuvo que salir a desmentir una posibilidad de renuncia.

Apenas Cristina Kirchner asumió, las expectativas estaban centradas en los cambios que podría realizar en el gabinete nacional, no sólo en la renovación de algunos nombres, sino en la posible depuración de los hombres fuertes del sector pingüino.

Esa decisión, según se esperaba en el oficialismo, traería aparejado como contrapartida el fortalecimiento de Alberto Fernández, el ala opuesta a la anterior, situación que hoy parece distinta.

Esta mañana, el propio Alberto Fernández salió a desmentir las versiones que salieron desde el riñón kirchnerista, afirmando que en ningún momento, aún siendo blanco de fuertes cuestionamientos, pensó renunciar y afirmó que esas situaciones "a uno no le hacen bajar los brazos".

Además, el funcionario ratificó su profundo "compromiso" con el proyecto político de "Néstor Kirchner y la presidenta Cristina Fernández de Kirchner", gestión que, según él, está dispuesto a sostener aún cuando existan "turbulencias".

Si bien durante los primeros días de gobierno parecía tomar fuerza el avance del albertismo en retraimiento de la pingüinera del sur, los 21 días de paro dejaron un escenario diferente.

El avance del jefe de gabinete tenía preocupado al sector opuesto, que no le agradaba la lectura que se hacía de las designaciones de Martín Lousteau en Economía y poco antes de estallar el conflicto del campo, de Carlos Fernández en la AFIP, ambos funcionarios muy ligados a Fernández.

Pero pasó el paro, los cortes de ruta, los cacerolazos y así se fueron sucediendo los rumores de renuncia de Lousteau y la especulación del reemplazo del actual Jefe de Gabinete por el secretario de la presidencia, Oscar Parrilli primero y como anticipa este medio ayer, por Néstor Kirchner después.

Tampoco pasó desapercibido el ataque lanzado desde la gobernación de Chubut, a cargo de su titular, Mario Das Neves, quien hasta llegó a pedir la renuncia del cuestionado funcionario.

Los rumores cambios se sucedieron hasta hoy, cuando el propio Alberto Fernández debió salir a desmentir su posible renuncia, horas antes de continuar el diálogo con los productores en el marco del conflicto agrario.