Arsat podría asociarse con Telecom para usar su red y prestar servicio de telefonía celular
Se trata de una de las alternativas posibles que podría tomar la compañía estatal para darle uso al 25 por ciento del espectro que tiene en su poder y hoy está desaprovechado. El ingreso de Fintech a Telecom también podría acelerar la licitación del 4G.
Cuando en septiembre de 2012, Julio de Vido decidió cancelar la licitación de la porción del espectro radioeléctrico que había liberado Telefónica al comprar Movicom-Bellsouth, la noticia tomó por sorpresa al sector: las empresas no sólo no se repartirían el espacio que necesitaban urgentemente para mejorar el servicio, sino que se le asignaría a Arsat, la compañía estatal de comunicaciones.

Pero el problema es que, si bien consiguió el espectro a través del cual transmitir su señal, la empresa creada en 2004 por Néstor Kirchner no tiene una red propia de cables y antenas con la cual proveer telefonía celular.

Mientras las tres principales empresas de telefonía celular –Claro, Personal y Movistar- reciben cada vez más críticas por la calidad de su servicio, Arsat ocupa un cuarto del espacio radioeléctrico asignado a celulares y no lo utiliza. Es una porción del espectro que podría ser vital para mejorar el servicio de las empresas privadas, porque permitiría descomprimir las partes que cada una utiliza hoy.

Por eso, expertos en telecomunicaciones creen que, ante la imposibilidad de construir una red desde cero –porque implica una inversión de miles de millones de dólares- y de dar marcha atrás volviendo a licitar las frecuencias, el gobierno podría aprovechar el 23 por ciento de las acciones de Telecom que tiene en su poder a través de la Anses y asociarse con la telefónica para usar su red y prestar telefonía celular a través de Arsat.

Se trataría de un cambio de estrategia rotundo frente al plan original del gobierno, que pretendía crear una red de antenas a lo ancho del país para que Arsat funcionara como una prestadora mayorista. Empresas más pequeñas o locales le alquilarían la infraestructura a Arsat para que pudieran prestar su servicio y así generar competencia en el mercado dominado por las tres empresas grandes.

Pero el aumento del presupuesto de Arsat en el último presupuesto fue del 8 por ciento, muy por debajo de la inflación, lo que confirma que el proyecto ni siquiera arrancó. De hecho, la mayor parte de las partidas destinadas a Arsat se invierten en otros programas. Se trata de la instalación de la TV Digital Terrestre y, principalmente, al Programa Argentina Conectada, que apunta al tendido de una red troncal de fibra óptica de 55.000 kilómetros que conecte pueblos aislados del territorio argentino.

Otro caso

La idea de asociar Arsat con Telecom tiene un antecedente válido: la compañía Nuestro, que presta su servicio en más de 30 localidades del país, alquila las redes a Telecom-Personal y comparte el espectro que tiene asignado la empresa. La diferencia, en el caso de Arsat, es que, al tener su propia banda de frecuencias, sólo necesitaría alquilar las antenas.

El futuro con 4G

Si bien no es el único, la saturación de las porciones del espectro que usa cada empresa es una de los principales motivos del pésimo servicio que están ofreciendo las compañías de telefonía celular.

“El espectro es el espacio por donde viajan las comunicaciones: determinada cantidad de espectro te da una determinada capacidad. A medida que aumenta la demanda y el uso de los celulares, se necesita más ancho de espectro y hace muchos años que está fijo”, aseguró a LPO el experto en telecomunicaciones Enrique Carrier. “Además, hoy existe la limitación de que el 25 por ciento está sin uso porque lo tiene asignado Arsat”, agregó.

Por eso, Carrier habla de “abrir caminos paralelos”: la asignación de nuevas frecuencias para la telefonía celular. El camino lógico sería la licitación de frecuencias de 4G, a las que las compañías podrían ir mudando a los usuarios de teléfonos más modernos, que soporten esta nueva tecnología. Así se podría aliviar la saturación del espectro que actualmente están en uso, mientras que los usarios de 4G entrarían a una porción del espectro inicialmente vacío.

El problema es que la adjudicación de las licencias es una facultad del Poder Ejecutivo y hasta ahora, no hubo un llamado para licitar el espectro para 4G. Según especialistas del sector, el gobierno se rehúsa a hacerlo porque el otorgamiento del espacio radioeléctrico a una sóla empresa podría generar una concentración monopólica: sucede que la española Telefónica –dueña de Movistar en el país- posee acciones de Telecom Italia, cuya filial argentina presta servicios como Personal.

Sin embargo, la llegada de Fintech a Telecom –y la consecuente salida de los italianos- eliminaría el riesgo de un monopolio en el sector. Además, David Martínez, el comprador de Telecom aseguró a la prensa que planea negociar con el gobierno para realizar inversiones en la Argentina, país que considera que tiene “un potencial abrumador”.
Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
2
El robo de Telecom por parte del sionismo comienza cuando Kijner designa dueño del 20 % de las acciones a precio vil y amenazas de "naSIONalizacion" a Whertein. En Repsol YPF hicieron lo mismo con Eskenazi y en EDENOR con Midlin. Hasta la Victoria Siempre.
1
El robo de Telecom por parte del sionismo comienza cuando Kijner designa dueño del 20 % de las acciones a precio vil y amenazas de "naSIONalizacion" a Whertein. En Repsol YPF hicieron lo mismo con Eskenazi y en EDENOR con Midlin. Hasta la Victoria Siempre.