Narcotráfico
Condenaron a un lugarteniente de Los Monos que cambió de bando y se pasó al clan Alvarado
Jorge Laferrara era una especie de administrador de la banda de Alvarado que se ocupaba de coordinar la mano de obra en el negocio narco

Este martes fue condenado Jorge Laferrara, curioso personaje del hampa que cayó en prisión por primera vez en el 2000 junto al padre de 'Guille' Cantero, que ya acumula penas totales por 23 años y tres meses, y que cuenta con dos fugas en su haber.

Laferrara fue condenado este martes a otros 3 años y 9 meses de prisión como parte del mismo proceso que un día antes sentenció a la ex esposa de Esteban 'Lindor' Alvarado, Rosa Capuano, y a otros cuatro subordinados por administrar emprendimientos genuinos para financiar el narcotráfico y por lavado de activos.

Pero a Laferrara se lo enjuició un día después porque su rol en el esquema de Alvarado era más comprometido, pero además porque arrastraba otra condena reciente que el juez José Luis Suárez aceptó retomar para unificar la pena.

El juicio previo era por un delito de cohecho, cometido a mediados del 2019 cuando intentó sobornar con 100 mil pesos a los policías que lo capturaron entre los yuyos de un desarmadero. Por ese entonces, llevaba dos años y medio prófugo de la Justicia por haberse escapado de una salida transitoria.

"Si caigo preso no voy a poder ir al cumple de 15 de mi hija", fue el argumento de entonces, según publicó La Capital. Laferrara ya había escapado de otra salida transitoria y había sido atrapado de casualidad luego de haber ingresado al hospital con heridas de bala y bajo un nombre falso.

[ Lanzan un megaoperativo antinarco para acorralar a Los Monos y el clan Alvarado ]

Pero lejos de pintoresca, la figura del chatarrero Laferrara debe tomarse con toda la seriedad de una persona que pasó gran parte de sus 61 años cometiendo crímenes, primero para el clan Cantero -su nombre incluso figura en la primera imputación judicial contra Los Monos por transportar 94 kilos de marihuana junto al 'Viejo' Ariel Cantero- y luego para Esteban Alvarado, ambas bandas en pie de guerra que explican gran parte de los homicidios que se cometen en los barrios pobres de Rosario.

Laferrara era el encargado de hacer funcionar la estructura delictiva de Alvarado. Los fiscales Matías Edery y Luis Schiappa Pietra demostraron su "rol de decisión" y explicaron además que la banda se dividía en tres niveles: por un lado los soldados a cargo de los delitos violentos, por el otro las empresas que financiaban la organización (aquí actuaba Capuano y los demás imputados), y una última conformada por policías que protegían al grupo.

Laferrara "dio directivas a través de diversos medios a los integrantes de la organización para disponer jurídicamente de los automóviles, indicando cómo confeccionar la documentación, quién debía figurar formalmente como titular, sindicar vehículos para su adquisición y fijar el precio de bienes de la organización para ofrecerlos al mercado", explicaron los fiscales en el abreviado.

Y agregaron: "Disponía sobre la administración de bienes inmuebles, ordenaba operaciones en moneda extranjera, disponía el pago y la negociación de cheques y la utilización de los mismos en diferentes operaciones comerciales".

[ El procesamiento de un "financista" suma evidencias de los vínculos políticos y judiciales con el narco en Rosario ]

También llamó la atención la aparición de una camioneta Volkswagen Amarok blanca y de patente NOW 975, vehículo que figuraba en el radar de Laferrara y que había sido utilizado en el asesinato de Lucio Maldonado, un prestamista vinculado al mundo delictivo que fue ejecutado y luego tirado en una zanja frente al casino City Center de Rosario.

Casualmente, Maldonado estuvo cautivo en el mismo paraje que luego Laferrara escogió para esconderse -infructuosamente- de la policía que lo persiguió en aquel último día de fuga.

Pero además la camioneta permitió dar con otra importante pista. Fue encontrada en la localidad de La Paz, provincia de Entre Ríos, y en la casa de Miguel Angel 'Lolo' Laferrara, hijo de Jorge y prófugo desde el 2012 por el asesinato del joven Ezequiel Barrera, de solo 16 años. 

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.