Juego clandestino
Condenaron a un fiscal por la causa del juego clandestino que complica a Traferri
La Justicia rosarina condenó a seis años de prisión al fiscal Gustavo Ponce Asahad por cobrar dádivas para proteger la estructura delictiva que involucra al senador sanlorencino.

El fiscal Gustavo Ponce Asahad fue condenado este martes a seis años de prisión efectiva en el marco de la causa por juego clandestino que tiene en vilo al círculo rojo de la provincia, donde estaba acusado de recibir coimas para brindar protección judicial al "zar del juego" Leonardo Peiti.

La condena fue dictada por la jueza María Isabel Más Varela y determinó además la inhabilitación perpetua para volver a ejercer cargos en la administración pública, condena "light" que incluso se reducirá a la mitad porque Ponce Asahad llegó al juicio plegado bajo la figura de "imputado colaborador".

Tal beneficio se lo ganó al aceptar la propuesta de la Fiscalía de declarar en su contra, un testimonio que resultó clave para desatar los vínculos entre Peiti, el senador Armando Traferri y Patricio Serjal, su jefe al frente de los fiscales de la regional Rosario, entre otros funcionarios que luego fueron enganchados al profundizarse las investigaciones.

 Gustavo Ponce Asahad, fiscal condenado por  recibir dinero a cambio de protección judicial a la mafia del juego clandestino

Aquel fue un testimonio jugoso no solo por haber sido la base para acceder y conectar todas las pruebas materiales que hoy cercan en su cada vez más pequeña inmunidad parlamentaria a Traferri, sino porque además permitió destrabar otras investigaciones de peso como el intento de este mismo grupo por quedarse con las máquinas de apuestas legales de la lotería provincial.

En tal marco, fuentes judiciales aclararon a LPO que Ponce Asahad también mencionó a "un montón de gente" vinculada a la clase política santafesina, luego de que el ex defensor general de Santa Fe, Gabriel Ganón, plantara sospechas sobre el nombramiento del ministro de Seguridad provincial, Jorge Lagna.

"Lo que Ponce Asahad sostuvo en la audiencia es que previamente a un encuentro con Traferri se reunió con Lagna, pero no cuenta nada relevante y pese a eso se investigó sin llegar nada en concreto", confiaron estas mismas fuentes, quienes además remarcaron el cuidado que deben tener para no manchar nombres sin un claro sustento.

En cuanto al ex fiscal Ponce Asahad, que ya cumplió en prisión preventiva uno de sus tres años de condena, accederá además y con toda seguridad al beneficio de la domiciliaria.

[ Detienen a un exdiputado peronista vinculado a Traferri en la causa del juego clandestino ]

Pero más allá de Ponce Asahad, la condena dictada este martes fue celebrada por la Fiscalía por tratarse de un aval judicial de peso en las hipótesis que manejan en base a la evidencia y que buscarán demostrar cuando logren sentar al senador Traferri en el banquillo de los acusados sindicado como el organizador de la banda.

Al dictarse la condena se dio por verdadero el testimonio del ex fiscal procesado, lo que significa "un paso más que contundente" en el camino a demostrar el papel desempeñado por cada uno de los apuntados en esta trama delictiva, según explicó Luis Schiappa Pietra, fiscal del Ministerio Público de la Acusación que atiende en esta causa junto a Matías Edery.

 La declaración de Ponce Asahad dio un contexto de cómo funcionaba la oficina de Patricio Serjal, avalando además la declaración previa de Peiti que nos llevó a cerrar el círculo de responsables  Lo que nos importa en términos políticos y criminales es la relevancia sobre las maniobras de corrupción que se generaron

"La decisión de la jueza fortalece mucho la investigación porque de un aval jurídico al testimonio de Ponce Ashad en donde cuenta cómo se gestó la impunidad en torno a la explotación del juego ilegal", explicó Schiappa Pietra e hizo mención a una reunión de diciembre del 2018 como el inicio del pacto entre las partes.

[ Senadores radicales defendieron a Traferri en la previa a su imputación por la mafia del juego ]

Luego, la Fiscalía comprobó una serie de encuentros entre Ponce Asahad y Peiti, quien debía abonar un cánon que rondaba los 100 mil dólares mensuales a cambio de inmunidad judicial e información reservada sobre las investigaciones que podrían abrirse en su contra.

"La declaración de Ponce Asahad dio un contexto de cómo funcionaba la oficina de Patricio Serjal, avalando además la declaración previa de Peiti que nos llevó a cerrar el círculo de responsables", explicó Schiappa Pietra en diálogo con Aire Digital.

"Lo que nos importa en términos políticos y criminales es la relevancia sobre las maniobras de corrupción que se generaron", agregó, y recordó en este punto las conexiones que ligan al procesamiento de Ponce Asahad con la reciente imputación al ex diputado peronista Darío Scataglini, acusado de utilizar su influencia política en la causa vinculada a las máquinas de apuestas de la lotería provincial. 

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.